Archive

Posts Tagged ‘nespresso’

Casi Nespresso

07/07/2011 3 comentarios

Hacía tiempo que no comentaba nada sobre el tema del sistema de cápsulas este, pero es que tampoco había mucho que contar desde mis últimos posts. La cafetera va bien, el café sale bueno y me ayuda a despertarme por las mañanas (un poco), así que pocas novedades.

Hasta ahora.

Meses atrás había oído que el “google de los supermercados”, Mercadona, iba a sacar sus propias cápsulas para este sistema de cafeteras. Para las Dolce Gusto, las Senseo y demás ya vende, pero dada la exclusividad de la marca de George, no podían ofertar este café en los establecimientos. De hecho, como creo que ya he comentado, el único sitio en el que se podían adquirir que no fuese una tienda Nespresso era el Corte Inglés de Princesa, en Madrid.

Pues bien, después de dar por hoax esos rumores, el otro día vimos que en las estanterías de los cafés había un nuevo a partado: Cápsulas para el sistema Nespresso. Pero con un matiz respecto a lo que había oído: no son de marca Hacendado, es decir, la marca blanca de Mercadona, si no que son de Marcilla.

Me pareció curioso, ya que Marcilla ya tiene su propio sistema, el Senseo (a medias con Philips), pero me imagino que ante las pocas ventas de su cafetera se habrán rendido a la evidencia y han sacado cápsulas para la competidora.

Como estamos quedándonos sin existencias de cápsulas, decidimos probar a ver qué tal salían, ya que nos resulta más sencillo adquirir estas que las “oficiales”. Lo primero que vimos es que la gama ofertada es menor, creo que tienen 6 tipos, contando descafeinado. Además, en el expositor sólo tenían 3 variedades. Por ese lado, un poco peor, aunque para ser sinceros la mayoría de los sabores de las Nespresso, si me tapan los ojos no soy capaz de diferenciarlos. Y me imagino que un gran porcentaje de las personas tampoco. Pero eso es otra historia.

El embalaje creo que excesivo: caja de cartón, bolsa individual para cada cápsula y luego la propia cápsula. Eso sí, como no sé los procesos de fabricación igual esta modalidad es más económica / ecológica que la otra. Ahí no me meto. Pero ocupan más espacio.

El precio, similar (aunque creo que Nespresso ha subido últimamente). No sé, pero si quieres quitar ventas a tu competidor que ya te ha ganado con la cafetera, tendrías que tener más diferencia en el importe.

La cápsula es de plástico, y ya viene perforada, así que aunque venga envuelta en una bolsita individual, el café está perdiendo aroma. No me convence. Además, a la cafetera le cuesta más agujerear el plástico que el aluminio, y se nota al bajar la tapa, ya que hay que hacer más fuerza. Por otro lado, al ser de plástico, han chafado a Chimos. (nunca mejor empleada esa palabra, jeje)

El café, bien. Seguramente, como me pasa con las variedades de Nespresso, si me ponen en dos tazas sin decirme cuál es cuál, no sé si los diferenciaría. Pero bueno, también es Marcilla, que creo que no es mala marca.

Así, y resumiendo, que no nos ha llegado a convencer: más facilidad de compra pero poca diferencia de precio, mayor espacio para almacenar, y parece que no se entiende del todo bien con la cafetera.

Además, estamos convencidos de que en algún sitio ha saltado una alarma en el selecto y exclusivo “Club Nespresso” y ya nos han marcado con una gran aspa roja de desertores, jejeje.

Por cierto, las variedades de los cafés… podían haber escogido mejor los nombres, sinceramente: satinato (como la pintura), sontuoso (para los “pijo-guays”), forza (horno?),… Aparte de “copiar” la idea del club, el diseño de la página web,…

Categorías:eto qué eh? Etiquetas:

Nespresso vs. Dolce Gusto

18/03/2011 Deja un comentario

And the winner is…

Nestlé.

Sí, y es algo que se me pasó al hablar de las diferentes marcas / sistemas de las cafeteras de cápsulas: Las dos principales son de Nestle. Así, han conseguido polarizar las compras en una especie de competición, en la que cualquiera de las dos que gane es un triunfo para la compañía. Con eso, consigues barrer del mercado al resto de competidores (reales). No tengo por ahí datos reales de ventas, y eso que he buscado, pero por experiencia propia y buscar un poco en floros y blogs, parece como si el resto de marcas no existieran.

Y no son los únicos que juegan a esto: Media Markt y Saturn hacen lo mismo. Y aunque utilizan colores diferentes, tienen un denominador común que hace pensar que son la misma empresa o que al menos contratan a las mismas empresas de márketing: los slogans. Por el lado de los “rojos”, su (tan odiado por mí) “Yo no soy tonto”. Por el lado de los “negri-celestes” su (penoso) “La Avaricia me Vicia”. Y es que no sé qué pretendían con semejantes chorradas, pero en mí han conseguido un efecto disuasorio: no compro nada en esas tiendas aunque sean las únicas que tienen algo que quiero. Antes que ir a esas está internet, y además seguro que más barato y con mejor o igual atención al cliente.

 

Nespresso asesino… o no?

14/03/2011 3 comentarios

He visto por ahí un nuevo hoax. (Nuevo para mí)

ATENCION MUY IMPORTANTE.
En los ultimos tiempos se está poniendo de moda las cafeteras que utilizan el café que se sirve en estuchados de aluminio al vacío, y que ha popularizado una marca de café por el tirón mediático de dos actores conocidos americanos.
El sistema para que salga el café exprés en ellas es someter a ese estuche de aluminio una altísima presión( de hasta 50 bares) lo que produce que el café SALGA CON RESIDUOS DE ALUMINIO ALTAMENTE CONTAMINANTE, y que se esté cuestionando por las autoridades sanitarias su prohibición , al ser altamente cancerígeno.
Los costes que las empresas de máquinas de café han efectuado para la implantación de “esta moda” hace que se esté retrasando y puede que incluso silenciando su prohibición.
En Alemania se ha paralizado su comercialización porque además el reciclaje de las cápsulas plantea serios problemas (el propio anuncio hace mención a ello)
Cuidado, la salud puede estar en peligro
Pásalo

Me pasa lo mismo que lo que comenta el autor del artículo: cuando me llega un mensaje que acaba con un pásalo, un esto no puede quedarse así, se tiene que enterar todo el mundo o cosas parecidas, el radar de hoax empieza a sonar como un submarino de la II Guerra mundial en una bañera (aaaEEEEEAAAAAAA, aaaaEEEEEEAAAAAA!!!!!)

En el enlace se explican un poco por encima las claves para desenmascarar un bulo típico, y son ciertas inexactitudes: las nespresso, que creo que son las que a mayor presión trabajan, lo hacen a 19 bares, no a 50.  Además, parece que el tema de aluminio sólo afecta a las nespresso, y no pasa nada con las Dolce Gusto, Latissima, Senseo,… que tienen el mismo sistema. Llaman al miedo con el tema del cáncer, enfatizando al final que la salud está en peligro, pero sin citar qué estudios prueban esto. Y (por lo que dicen en la web) el alto número de negritas y/o mayúsculas. Como cuando hablamos, si alguien defiende su postura gritando (mayúsculas) e intentando quedar por encima de lo que diga el resto (negritas), suele ser porque o no tiene suficientes argumentos o directamente no se cree lo que dice.

En flin, que yo seguiré consumiendo mi “altamente contaminante” café.

Categorías:Visto por ahí Etiquetas: ,

Nespresso Experience

01/10/2010 5 comentarios

O como se diga.

Y es que como dije ayer, me tocaba pasar por una tienda de esta marca. Y ya puestos, elegí la que a priori debería tener más glamour. Y no sé cómo serán las otras, pero a esta el glamour le chorreaba por las ventanas.

Para empezar, el local que tienen es enorme, espacioso, con mucha luz, con diferentes “ambientes”. Hay (según creo recordar) sobre 8 dependientes, para minimizar el tiempo de espera y personalizar la atención, la cual es (dicho muy finamente) exquisita. Terminada la compra (no sé si a clientes que no compren nada también lo ofrecen) me dijeron si me apetecía tomar un café. Vale que a ellos no les cuesta ná ofrecer un café (con pastas, debo añadir) pero es otro detalle más a sumar y que en pocos comercios he visto que, sin ser cliente habitual, te inviten a algo.

Además, ni atosigan ni tienes que ir recorriendo media tienda hasta que encuentras a alguien que te pueda atender.

Está claro que todo está enfocado a proporcionar una sensación de trato exclusivo, de pertenencia a un club de “élite” o como se quiera llamar. Que obviamente es todo fachada y que todo tiene un coste, que, cómo no, se traslada a las cápsulas. Pero quien tiene una cafetera de este sistema, ya sabe (o debería saber) dónde se mete.

Ahora sólo queda la prueba de fuego: ir con las diablillas a ver si siguen siendo todos tan amables, jejeje.

Y ya que estoy, aprovecho para decir que muchas tiendas deberían aprender. Marketing creo que lo llaman. Visión de negocio dicen otros. No sé, pero personalmente (y mientras pueda permitírmelo), prefiero pagar un poco más y que me traten bien y que me atienda gente que sabe más o menos de lo que habla a ir a otra tienda y que quien te lo venda parece que te hace un favor, con malos modos y menos variedad de producto y que encima cada vez que le preguntas algo o no tenga ni idea o directamente mienta según las indicaciones que le hayan dado sus superiores (sí MediaMarkt y otras del estilo, os estoy mirando)

Categorías:eto qué eh? Etiquetas:

Tienda Nespresso

30/09/2010 Deja un comentario

Hace tiempo que no cuento nada de mi relación con la cafetera Nespresso.

Pero es que lo nuestro tiene un problema bastante grande. La mayor parte del tiempo que pasamos juntos no nos hablamos, no nos decimos nada. Casi ni nos miramos. Y todo porque el uso principal es cuando me levanto por las mañanas, un poco antes de las 6:00 AM. Sinceramente, dependiendo del día y del sueño que arrastre ese “poco” vive en el rango  +-10 minutos.

Así que igual si me lee algún gran “cafeletero” (o calafateador) quiere cortarse las venas por tamaño sacrilegio, ya que no degusto mi tacita con la calma que merece ni dedicándole todo el tiempo necesario para poder extraer esos matices de fina miel tostada ligeramente con ruibarbo fresco aderezado con trazas de cacao recolectado con la mano zurda en los días impares del mes.

Pero lo importante (y toco madera): la cafetera responde perfectamente. No nos ha dado ningún problema usándola a diario (generalmente más de una vez) durante unos cuantos meses.

Bueno, sí que tenemos un problema: se nos están acabando las cápsulas. Y ahora es donde viene la peregrina excusa para este post: Tengo que ir a una tienda Nespresso.

Todavía no he ido a ninguna, ni he hecho pedido ni nada. Cuando me la compré, venía con cápsulas de muestra, y antes de que se acabasen esas, me regalaron (me lo debía merecer, aunque no entiendo bien por qué 😉 ) una caja con unas 250 cargas de café. Así que he aguantado unos pocos días.

Por lo que cuentan los que han estado, es como entrar en una nueva dimensión, en la que todo el mundo está para servirte. Creo que hasta hay alguien en los lavabos para “sacudirla” al terminar.

Lo comprobaré.

Categorías:eto qué eh? Etiquetas:

Cápsulas Nespresso

20/05/2010 Deja un comentario

No sé si será por no tener un paladar tan exquisito como parece ser que se necesita para poder degustar todos los matices de los cafelitos que vienen con la Nespresso.

Estooo… qué falta de respeto. Llamarlos cafelitos. Perdón. Si hasta tienen nombre y apellido:

Los Grands Crusnueva ventana. Con esos nombres tan sugerentes como: Volluto, Cosi, Dulsao do Brasil, Indriya de la India, Arpeggio,…

Pos eso, que sólo con esos nombres ya debería ser toda una experiencia religiosa degustar un espresso de estos. Y ya, si se leen las “especificaciones” de cada uno, son como para dar gracias al FSMnueva ventana por poder vivir en el mismo planeta que a los que se les han ocurrido semejantes combinaciones.

Bueno, como siempre, desvariando. Yo a lo que iba es que mirando por la wes he visto un montónnueva ventana de páginasnueva ventana (y hasta vidriosnueva ventana en youtube) de gente que rellena sus cápsulas con su café. Que se ahorra dicen. Pero vamos a ver, almas de cántaro. Si queréis ahorrar, ¿para qué leñes os compráis una Nespresso? ¿Si te compras un Ferrari le intentas echar gasoil porque consume mucho?

Y por otro lado, vosotros creéis, piltrafillas, que con vuestros limitados conocimientos y el limitado o inexistente acceso que tenéis a los grandes templos de los cafetales podréis llegar tan siquiera a imitar el sabor que proporciona una cápsula ideada por una horda de recolectores, ingenieros y degustadores.

En fin, a lo que iba. Obviously, cada uno es cada uno, pero me parece un tanto ridículo comprarse una cafetera de este estilo/sector (y precio), y luego fabricarte en casa tus cápsulas porque te parecen caras. Ah no, que realmente lo haces por romper contra las normas establecidas, y demostrar al mundo que eres un transgresor. Claro. Por eso tienes una Nespresso. Amos anda.

Sí, como siempre, haciendo amigos.

Categorías:eto qué eh? Etiquetas:

Nespresso

13/05/2010 Deja un comentario

Y para terminar (creo) con la serie de las cafeteras, que comenzó aquí y siguió por aquí, vamos a cerrar el cerco sobre la que fue finalmente la elegida:  el sistema de cápsulas Nespresso.

De la cafetera no voy a hablar, ya que la tengo desde hace poco tiempo. No me ha dado ningún problema y funciona perfectamente, salvo el ruido del compresor, pero eso es común a las de cápsulas, por la alta presión a la que someten al café para que salga rico rico.

El caso es que lo de Nespresso es todo un mundo. Pero no un mundo cualquiera, para mindundis, no. Todo lo que gira alrededor de la cafetera es una especie de secta elitista para ayudar a reafirmarte como entendido en el mundo del café y que te sientas miembro de un club exclusivo y superior al resto.

Me recuerda un poco al caso de los nuevos ricos, esos que tienen que adornar su casa con todas las horteradas más caras que encuentren en las tiendas y llevar cuantos más complementos mejor, eso sí, que sean de marcas caras y que se vean dichas marcas. Es decir, que si tengo que elegir entre dos Rolex y uno lleva un cartel de neón anunciándose, escojo ese para que se vea que tengo dinero para gastar (y un gusto pésimo).

Entrar en una tienda de Nespresso es como entrar en un club privado en el que los dependientes están para satisfacer tus exigencias. O al menos eso me cuentan los que han entrado, ya que yo no lo he hecho. No me gusta ese ambiente, en el que parece que un grupo de seres superiores puede pedir lo que sea a sus “esclavos”, y éstos tienen que responder a todo con un “Sí, en seguida, señor” con una sonrisa en la boca. No, no me gusta.

Como ejemplo de la tontería que rodea a esto, en la web se puede comprar un set de 2 tazas por más de 50 €. El interior está bañado en oro (o platino, según prefieras). Y en los folletos donde te explica los orígenes de cada café (Crus los llaman) te dice que detrás de cada variedad hay un grupo de expertos que mezclan las cantidades justas, con el tueste idóneo para que el café tenga ese gusto tan especial que… vamos, como cuando los catadores de vino empiezan a hablar del “retrogusto” y cosas similares. Yo, en ambos casos (el café y el vino) sigo el mismo criterio:

me gusta -> es bueno(para mí),

no me gusta -> no es bueno (para mí)

No sé, será que soy un inculto en estos temas, pero creo que no soy el único.

El caso es que estoy satisfecho con la elección. Los cafés están ricos, que al final es lo importante, no?

Categorías:eto qué eh? Etiquetas: