Archive

Posts Tagged ‘trabajo’

y dos huevos duros

27/01/2012 5 comentarios

Es la escena que me ha venido a la cabeza cuando he oído/leído la firma del acuerdo entre la patronal y los sindicatos.

Me he imaginado a todos reunidos en una sala (obviamente más amplia, y con unas buenas viandas para hacerlo más ameno; quizás hasta alguna actuación en vivo, alguna stripper como en Los Soprano cuando se reúnen en el Bada-bing,…) y a los representantes de la patronal actuando de los hermanos Marx, mientras que los sindicatos harían el papel de camareros:

Toxo (sindicato): – ¿Qué desean los señores?

Juan Rosell (CEOE) – Abaratar los despidos, que nos remuneren por los despidos procedentes

Arturo Fernández (patronal) – MEC

JR – Y dos huevos duros

T- ¿Algo más?

JR – Sí, congelar los salarios… no, mejor bajarlos. Modificar los horarios a nuestro antojo, poder cambiar turnos,…

AF – MEC MEC

JR – Y dos huevos duros

T – ¿Algo más?

JR – Vaya, ¿podemos pedir más?

T – Claro, señores, lo que ustedes gusten.

JR – Pues no sé… Fuera la remuneración de las horas extras, poder cambiar las funciones de los empleados, las categorías

AF – MEC MEC

JR – Y dos huevos duros.

AF – MEC MEC MEC

JR – Y a los primogénitos de los empleados. Que Don Arturo necesita mano de obra para sus cadenas de hostelería.

T – No sé. Lo de los primogénitos… igual puedo cambiarlo porque puedan los señores modificar el convenio firmado a su antojo.

JR – Arturito, ¿te parece bien?

AF – MEEEEC

JR – Sí, dice que sí. Ah, y dos huevos duros. ¿Y esto para cuándo?

T – Los señores lo pueden tener para… ¿ya?

JR – Bien, me parece estupendo. Pero eso luego se nos irá en trámites, ¿no?

T – Si los señores lo desean podemos añadir una cláusula por la cual estas medidas se pueden aplicar con la simple condición de que ustedes nos aseguren que la aplicación del convenio puede ser mala para la empresa.

JR – Sí, creo que con eso estará mejor.

AF – MEC

JR – Ah, sí. Y dos huevos duros.

Y así, mis queridos lectores, es como se consigue destrozar los derechos de los trabajadores conseguidos con sangre y lucha durante muchos años. Y si no me creen, puede leerlo aquí, vía La Vanguardia.

Vamos, que resumiendo: si los empresarios deciden que la aplicación del convenio puede reportar pérdidas a la empresa y lo demuestran con números (teniendo en cuenta que de media los empresarios cobran menos que los empleados no les será difícil conseguir esta demostración) pueden saltarse el convenio firmado y hacer lo que les venga en gana.

Hemos llegado (bueno, hace tiempo, pero ahora está totalmente claro) a la época del todo vale… pero sólo en un sentido.

Categorías:eto qué eh? Etiquetas: , , , ,

Porque yo lo valgo

25/01/2012 3 comentarios

No conozco a ninguna mujer que quiera tener a una como “superiora”. Dicho por ellas mismas: “no hay nada peor que una mujer jefe”.

Y por mi experiencia, tienen más razón que un santo. No es sexismo, o al menos no “de esta parte”, si no que es una especie de “sexismo inverso”: para demostrar que han llegado arriba por sus propios méritos (un hombre nunca tendrá que demostrarlo, ya que se presupone) se vuelven unas auténticas arpías.

Y eso es precisamente lo que sucede en algunos sitios en los que he estado. Y como ejemplo, aquí va una pequeña situación, totalmente ficticia. O no. Que ha pasado, está pasando o puede pasar. Al meollo:

Se marcha el responsable de un departamento. Digamos que se jubila. Entonces, como suele ser habitual en estos casos (nótese la ironía), hacen una promoción interna, evalúan a varios candidatos, realizan exámenes, valoran diferentes posibilidades y al final un comité competente escoge a la persona idónea.

Vamos, que había por ahí una persona que estaba hasta las narices de su jefe, ha solicitado cambiar de puesto y, aunque no tuviese ni la preparación ni los conocimientos para llevar a cabo las nuevas tareas, y despedirla supondría una pasta a la empresa, aparte de que tiene ciertos contactos que la atan, la ponen en la vacante que hay.

Pero claro, para su anterior puesto podía estar más o menos capacitada y ser una auténtica experta (que era que no), pero para el nuevo, ni flores. Necesitará un proceso de aprendizaje. Pues no. Nada más llegar, para que se note claramente que hay nueva gerencia en el departamento y personificando y escenificando perfectamente el dicho “entrar como un elefante en una cristalería”, ha decidido darle la vuelta a todo. Pero, a parte de cambiar la parte administrativa o de gestión de arriba a abajo, modificar procedimientos que se habían depurado a lo largo de años y funcionaban perrfectamente,… ha decidido que la parte técnica (aplicaciones y soporte a las mismas) también tiene que cambiar. Porque sí. No porque tenga un “pasado” tecnológico y sepa cómo van las cosas, no, si no porque “hay que hacer algo para que se note que hay nueva jefa”. Y claro, ¿qué es lo más sencillo y que, en estos tiempos de crisis, más va a alegrar a sus jefes? Pues reducir costes.

Así que ha tomado la decisión de reducir al personal técnico al 50%. Y encima, como es una subcontrata (por supuesto, desde hace unos años y con la proliferación de las charcuteras, nos han vendido la moto de que es mucho más barato subcontratar a un grupo de personas durante años a 4X€ anuales que contratarlas por X€ anuales), ha bajado el presupuesto para quien se quede.

Pero el mayor problema es que las personas que deberían haberla dicho “no, no se puede hacer eso, y menos ahora, que estamos empezando nuevos proyectos” lo que han hecho ha sido agachar la cabeza y decir “sí, bwuana”.

De verdad, nos estamos yendo a la p. mierda. Por un lado, la gente competente (no todos, por suerte) se está marchando. Por otro lado, los que quedan, en su mayor parte unos incompetentes o unos pusilánimes que no sirven para llevar la contraria a los jefes aunque estos planteen auténticas estupideces, están destrozando lo poco que queda.

El futuro está jodido si no hacemos algo pronto.

Y como he dicho, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. O no.

Categorías:informática Etiquetas: ,

Propuestas de la CEOE

20/10/2011 Deja un comentario

Después de leer algunas cosas de estas, me he decidido a investigar sobre por dónde pueden ir los derroteros en cuanto a las condiciones laborales en los próximos meses.

Y leyendo entre líneas, analizando comentarios, frases, microexpresiones, expresión corporal,… de los diferentes cargos políticos y empresariales que pueblan nuestros medios de comunicación, he llegado a descubrir lo siguiente:

  • El despido procedente se convertirá en una fuente de ingresos para la empresa: el trabajador deberá abonar una cuantía aún por determinar, ya que si es procedente es que no ha actuado de acuerdo a lo que se esperaba de él, así que la empresa ha perdido dinero con su trabajo.
  • El despido improcedente no supondrá ningún gasto a la empresa. Si es improcedente es que el trabajador es valioso para la empresa, y si ésta toma la dura decisión de despedirle, tiene que ser porque no queda otra opción ya que la situación es insalvable. Por ello, penar a la empresa con una indemnización haría que ésta tuviera que despedir a más gente.
  • Los contratos de formación y becarios aportarán a la empresa beneficios: todo trabajador estará obligado a permanecer un tiempo a determinar por la empresa en período de formación. Durante este tiempo, ya que la empresa está enseñando al trabajador cuál será su trabajo, éste deberá abonar una cantidad previamente estipulada.
  • El horario de trabajo será flexible, moldeable, maleable, extensible,… Sin repercusión para la empresa. Si para el bien de la empresa se necesita que el trabajador emplee más horas diarias (eso sí, hasta un límite de 23), éste deberá aceptarlo, ya que este aumento producirá un incremento de los beneficios de la empresa, todo por el bien común de los compañeros.
  • Los salarios se revisarán anualmente. Y se modificarán según el IPC. Siempre a la baja. Si un año el trabajador ha podido vivir con un sueldo, veremos si el que viene podrá realizar semejante hazaña con menos ingresos. Así, la empresa podrá disponer de mayores beneficios, y promocionará valores fundamentales y humanos en sus trabajadores como el ahorro, la contención, evitar gastos superfluos, consumismo,…

Estos son los puntos básicos. Que no nos pase nada.

Categorías:¿donde meto esto? Etiquetas: , ,

Entrevistas de Trabajo

15/02/2011 3 comentarios

Enredando por ahí he visto esta entrada en un blog:

Hola hamijos, Soy ingeniero de teleco y el año pasado acabé un MBA. Desde mayo he estado buscando trabajo y al final he conseguido colocarme en enero de este año. Por el camino he hecho unas cuantas entrevistas con empresas grandes y pequeñas, consultoras, multinacionales, etc. No se vosotros, pero yo ya he visto en mas de cien mil sitios las típicas listas con consejos de lo que no se debe hacer nunca en una entrevista de trabajo: No llegar tard … Read More via ithinkdeque

Y es que es verdad que muchos sacan listas acerca de las obligaciones de los que buscamos curro, pero parece que los entrevistadores tienen carta blanca para hacer lo que les venga en gana. A nosotros nos aconsejan que no lleguemos tarde, que vayamos con ropa “elegante”, que nos comportemos como si la entrevista fuese con el rey, y en cambio nos suelen tratar como “apestados”, como si el que nos incorporásemos a su empresa fuese un favor que nos hicieran, cuando realmente si nos contratan es para ganar dinero con nosotros, así que el favor se lo hacemos nosotros a ellos.
El caso es que, a raíz de lo que comenta el artículo que he enlazado antes, quería añadir alguna cosilla de las entrevistas que he hecho para buscar curro. Por suerte, las veces que he ido a una entrevista es porque quería cambiar de trabajo, no porque estuviese en el paro, así que la perspectiva es algo diferente.

Para empezar, lo de hacer esperar. Lo odio. Procuro ser siempre puntual, y si está en mi mano, prefiero esperar a que me esperen. No sé, creo que es una mínima muestra de respeto por la persona con la que estás citado. Por eso, como suelo llegar pronto a los sitios, estoy acostumbrado a esperar. Pero no quita que pasado un tiempo prudencial, me repatee los higadillos tener que perder MI tiempo porque alguien no sabe gestionar el suyo, o porque quiere quedar como importante, haciendo ver que tiene tanto trabajo que no puede atenderte a la hora señalada. A todos nos surgen imprevistos, pero tenerme, como me ha pasado en alguna ocasión, una hora esperando y luego no disculparse es de impresentables.

Otra cosa importante, a mi parecer, es la coherencia. Para explicarlo, pongo un caso real que me ocurrió hace algún tiempo. Voy a una entrevista, para solicitar un puesto de Aanalista. Tengo cierto tiempo de experiencia (más que suficiente) en un puesto de las mismas características, pero el entrevistador me dice que no, que llevo poco tiempo. Que no sabe qué exigencias tan bajas tendría en el anterior puesto de trabajo, pero que aquí hay que “currárselo” más. Vale. Como tampoco me dio muy buena espina, no insistí ni nada. Al de 2 semanas (sí, 14 días) me llama, diciéndome que ha salido un puesto Gestor de Proyectos / Coordinador de un grupo de Trabajo, y que si me interesaba. Como ya tenía un curro y como he puesto antes no me dio buen rollo en la entrevista, le pregunté: “Entonces, ¿hace  2 semanas no tenía experiencia para un puesto más bajo y ahora sí la tengo para estar arriba del todo?”. Balbuceó un poco y desvió el tema sin contestar la pregunta. Añadí: “Gracias por tenerme en cuenta para el puesto, pero con esta muestra de profesionalidad, su empresa no me parece la adecuada para mí.” Por suerte no acepté el trabajo. Tiempo después pude ver que ese personaje había puteado a todos los que estaban a su cargo, llegando incluso al tema económico (haciendo de intermediario entre cliente y subcontratados, quedándose con parte del dinero que tenía que llegar íntegro a los trabajadores).

Por ahí se ve mucho que es mejor no criticar a empresas por las que hemos pasado. Vale, lo mismo se aplica a los entrevistadores. Si te digo que vengo de la empresa X, no me digas algo así como “no, no me suena, será una empresa muy pequeña sin importancia, no? No tendréis clientes importantes.”. O, como en el caso anterior, pongas en duda la profesionalidad de mis anteriores compañeros / jefes. Si yo no lo hago, que he estado años con ellos, ¿quién te crees que eres para criticar a gente que ni conoces ni sabes cómo trabaja?

Sé que entrevistar a gente puede ser algo tedioso, pero por favor, no juegues con el móvil ni mandes mensajes de texto mientras me haces preguntas distraído sin atender a mis respuestas. Igual eso en casa te sirve para esquivar las conversaciones con tu mujer mientras ves la tele, pero por favor, que me estás entrevistando!!!

¿Tanto te cuesta leer, aunque sea 5 minutos antes de la cita  siquiera por encima, el curriculum? ¿Por qué preguntas cosas que están ya contestadas tanto en el cv, como en la solicitud, como en la carta de presentación? ¿Por qué te sorprendes cuando te cuento algo que tienes escrito delante de tus ojos? Si al entrevistado se le pide que muestre algo de interés informándose de antemano sobre la empresa, por favor, quid pro quo.

Cuando pasas de un entrevistador a otro… ¿tan complicado es pasarse de uno a otro las notas y/o información recogida? Caso real:  estoy en mi empresa, sin proyecto. Me entrevistan para una oportunidad en un cliente. Me preguntan si sé configurar A con B. Les digo que he trabajado con A y con B, pero juntos no. Vale, pasa pa’lante. Siguiente entrevistador: ¿sabes configurar A con  B? No, he trabajado con ambos, pero por separado. Vale, vete al cliente. En el cliente: ¿Sabes configurar A con B? No, he trabajado con ambos por separado, pero juntos no. ¿Entonces por qué estás aquí? La respuesta me salió de dentro: pues eso mismo me pregunto yo, porque a las 3 personas que me han preguntado les he contestado lo mismo que a usted. Les debí caer bien porque me quedé una temporadilla por ahí, “desfaciendo entuertos”. Y sí, logré configurar A con B.

Por hoy, esto es todo, que tampoco quiero atosigar con un churro que no me lo leería ni yo. Si me quedan ganas y neuronas, otro día seguiré.

Categorías:Visto por ahí Etiquetas: ,

Historias de una mochila: Impuestos en Holanda

04/08/2010 Deja un comentario

Historias de una mochila: Impuestos en Holanda.

Después de ver esto estoy por embarcarme con las diablillas y la MR, a ver si nos acogen allí.

Que además tanto la MR como un servidor estamos en el mismo caso que el que escribe eso: Ingenieros en Informática.

Apunte

12/04/2010 Deja un comentario

Una cosilla relacionada con el trabajo, que aunque todos sabemos es algo que siempre molesta, o al menos a mí.

Y es que, por lo menos en mi caso, trabajo para vivir. Si pudiese permitírmelo, iba a estar currando Rita. No entiendo a esos que dicen que ellos sí que trabajarían, porque estar sin hacer nada como que no. Y yo contesto que lo que yo quiero es no trabajar, no estar sin hacer nada, que es muy diferente.

Venga, a lo que iba, que siempre me voy, no ya por las ramas, si no por las hojas que salen de las ramas!!!
“Los méritos sirven para que no te echen, para ascender hay que hacer otras cosas” nueva ventana

¿cuántas veces hemos visto ascender a quien menos lo merece? ¿cuántas veces hemos contemplado que al quedar una vacante en nuestra empresa, en lugar de buscar promoción interna, se trae a alguien de fuera (y luego acaba siendo un fiasco)? ¿cúantas veces nos hemos dejado los cuernos en algún proyecto para luego no recibir ni siquiera una palmadita en la espalda? ¿cuántas veces nos han robado méritos, a sabiendas de casi todo el personal?

Categorías:eto qué eh? Etiquetas: