Archivo

Posts Tagged ‘usaurios’

Improvisando

19/07/2012 Deja un comentario

Aunque esta entrada podría tratar perfectamente por el título de las decisiones del gobierno, va a versar sobre los bienamados y amigables usuarios.

Suena el teléfono y, a pesar de que sé casi seguro quién esta al otro lado y tengo tantas ganas de contestar como de comer una ensalada de ortigas sin aliñar ni ná, levanto el auricular.

– ¿Sí?

– Hola. ¿Está el pringao_de_los_marrones? – No utiliza ese sobrenombre, pero es lo que está pensando. Lo sé.

– Sí, soy yo.

– Ah, ¿estás ahí? – Las palabras suelen tardar varios segundos en encontrar el cerebro, dadas las dimensiones del recinto en el que deben buscar.

– Sí, por eso he dicho que soy yo.

– Ah, ¿no estás de vacaciones? –

– Pues… no. Igual que toda esta semana – He hablado con este “ser” varias veces la misma semana, incluso el día anterior. Y cada día se ha sorprendido de no encontrarme de vacaciones. Hasta cuando ha llamado más de una vez en el mismo día.

– Bueno, era para ver si estaban los cambios.

– Sí. Y ya quedamos en que cuando tuvieras un rato, los podíamos ver. Hace un mes – Sí, un mes esperando para revisar unos cambios urgentísimos. En flin.

– Vale, ¿y los puedo ver? – 5, 4, 3, 2, 1, 0… Creo que ya le puedo lanzar más palabras, que la frase anterior calculo que habrá llegado a su destino.

– Cuando quieras.

[…] pasan unos segundos […]

– Pues no veo los cambios.

– Ya. Es que el cuando quieras, me refería que cuando te venga bien podemos verlos en desarrollo… antes de subirlos a real.

– Ah… – tic-tac, tic-tac – no, pues súbelos ya y les echo un vistazo.

– ¿seguro? ¿sin verlos antes ni nada? ¿no queréis hacer pruebas antes para ver si es lo que queréis o necesitáis?

– No, tranquilo, nos fiamos de lo que hayas hecho. – Vaya, se agradece el voto de confianza… si no fuese porque seguramente ahora le corre prisa porque le han apretado las tuercas desde arriba.

– Bueno, vale. En media hora está en real.

– Vale, pues luego lo vemos y hablamos.

– Ok

Lo subo, pasan unos minutos y suena el teléfono.

– Tenemos un problema

– Hola, ¿quién es?

– Sí, hola, que con los cambios, ahora hay un problema.

– A ver, ¿qué pasa?

– Es que se has puesto unas comprobaciones, y los usuarios se han quejado de que no puede continuar si no rellenan los campos obligatorios.

– Ya, es que para eso son obligatorios. Para que los rellenen y no puedan hacer nada más si no están cumplimentados, porque luego los necesitáis vosotros para facturar y seguir haciendo cosas, ¿no? Porque lo habéis pedido así.

– Bueno, sí, pero es que se están quejando.

– Claro que se quejan, porque antes no tenían que rellenarlos y el trabajo recaía sobre vosotros. Ahora lo tienen que hacer ellos.  ¿Cómo quieres que lo deje, sin comprobación o qué?

– No sé. Sin comprobación. Bueno, o con. No sé. Espera… … …

– Mira, y si pongo un aviso de que no deben dejarlo en blanco, ¿pero les permito continuar?

– Sí, sí, sí, sí, sí. Vale.

– Pero sabes que no lo van a rellenar, ¿no? Al menos no la mayoría.

– Bueno, es igual, pero que puedan continuar.

– Ok. Te aviso cuando esté.

Pasan pocos minutos. Riiing, riiiiiiiiiiing

– Hay más problemas. No funciona nada.

– Hola otra vez.

– Sí, hola. Que hay usuarios que no pueden hacer nada.

– No, nada no.  – ya sé por dónde vienes – Pueden hacer cosas, pero se decidió que había otras para las que se requería un permiso especial.

– Ya, pero es que los que suelen rellenarlo, no tienen ese permiso.

– Pues entonces lo que funciona mal es la organización, no la aplicación.

– ¿La qué?

– Nada, que cómo queréis que quede todo.

– No sé, no sé, no sé. ¿Que puedan hacerlo todo?

– Es decir, darles un nivel de acceso mayor.

– Nonononononono, eso no.

– ¿Entonces?

– Dejarlo como antes. Tenemos que pensarlo.

– Ah, ¿pero entonces esto se había hecho sin pensar?

– ¿Cómo? Es igual. Que se quede todo como antes.

– Ok. Te aviso.

Y después de dejarlo como estaba, más llamadas porque faltan cosas. Vamos, porque faltaba lo nuevo.

Creo que en una vida anterior he debido de ser muy malo.

Categorías:informática Etiquetas:

No funciona nada

18/06/2011 5 comentarios

– Oye, mira, que no funciona esto. ¿Vienes?

Las voces se oyen por toda la planta, ya que para qué acercarse o utilizar esos aparatos modernos denominados teléfonos, estando la voz, ¿no?. Me acerco. Aunque no tengo mala voz, no me gusta andar gritando en el lugar de trabajo.

– ¿Qué es “ésto”?

– Pues que cuando hago una petición, sale mi nombre.

– ¿Con qué usuario estás accediendo?

– Con el mío.

– ¿Y te parece extraño que salga tu nombre?

– Pero es que la petición es para otra persona.

– Ya, y eso la máquina lo tiene que adivinar, ¿no?

– Pero es que está mal, tendría que poner otro nombre, no el mío.

– ¿Ves el botón de al lado del nombre, en el que pone “seleccionar usuario”? Púlsalo a ver qué pasa.

– Ah, puedo cambiar el nombre. Bueno, pero eso no era el problema.

– No, ya lo sé. Es que eso no es un problema. Al menos no de la aplicación.

– ¿Cómo? Bueno, es igual. El caso es que mira, la aplicación no funciona.

– Yastamos. Es curioso. De los más de 500 usuarios, sólo hay 1 al que le da problemas.

– Eso seguro que es porque el resto no la usa, o hace cosas más sencillas. Es que lo mío es muy complicado.

– Y que lo digas.

– El caso es que aquí me sale un código de petición, pero no corresponde con la que tiene que ser.

– No entiendo.

– Pues sí, mira. Si creo una nueva, me sale un código de petición. Y tendría que salir este código. O al menos uno de estos.

Me enseña una hoja impresa de un listado de peticiones. Todas procesadas con la aplicación que está manejando.

– Perdona, pero es que lo que te presenta el ordenador ahí es el código nuevo de una petición nueva, que se crea al pulsar el botón de “nueva petición”. Y lo que tienes en la mano son peticiones ya realizadas.

– Pero la petición es como una que ya he hecho. ¿Por qué no me sale el mismo número?

– Pues porque la petición que estás creando es nueva. Y el listado es de peticiones ya creadas.

– Bueno, pero ¿no podría darme el mismo número?

– No.

– Pues lo que yo decía. ¿No ves cómo funciona mal?

(la mato, no la mato, la mato, no la mato,…)

Categorías:informática Etiquetas:

Pidiendo por esa boquita

12/04/2011 Deja un comentario

– Hola buenas, quería comprar un avión con este dinero.

– Sí, mire, la tienda de juguetes es ahí enfrente.

– ¿Pero cómo juguetes? Si yo quiero un avión de verdad, un jumbo o algo así.

– Pues creo que no ha empezado muy bien: No creo que 42,6 euros sea suficiente dinero. Además esto es una panadería.

Ante una situación así, todos pensamos que el “loco” es el “cliente”.

Si cambiamos panadero por informático obtenemos justo lo contrario.

Y sí, me estoy repitiendo últimamente con el tema, pero jodó, dejadme alguna válvula de escape, no?

Categorías:informática Etiquetas:

Peticiones

11/04/2011 1 comentario

– Hola figura, ¿qué tal?

Cuando vienen así, dan ganas de pulsar el botón de “levantar valla electrificada”. Lástima que lo más parecido que tenga sea el volumen de la música. Y no da el mismo resultado. (Dependiendo de qué suene, claro)

– ¿Qué quieres?

– No te andas por las ramas, eh?

– Es lo mal de tener cosas que hacer, que no puedo distraerme con tonterías.

– Bueno, vale, te digo: ¿En cuánto tiempo nos puedes hacer un informe?

– Pues depende.

– Ya, pero es que necesitamos fechas, para pasar una estimación de cuándo estará hecho.

– No, si lo entiendo. Pero es que no me has dicho qué informe quieres.

– Pues uno, con varios gráficos y luego unas tablas, con los datos que vayamos viendo.

– Es decir, que todavía no sabéis qué queréis, pero yo te tengo que dar fechas para hacer “algo”, ¿no?

– Pero tú ya habrás hecho informes, y sabrás lo que se tarda, no?

– Sí, claro. Entre dos días y 3 semanas.

– No, eso no me sirve. Tienes que concretar más.

– Pero es que yo no puedo concretar si vosotros no concretáis.

– Pero si ya te he dicho, que unos gráficos, unas tablas y poco más.

– Vale, pues tres semanas desde que me paséis lo que queréis.

– Puf, eso es demasiado tiempo. Ya veremos.

Y se va tan pancho. De verdad, serán para todo así: ¿si entran a un restaurante piden “comida” sin más ? ¿O en el corteinglés se acercan a una dependienta y piden “algo”?

Categorías:informática Etiquetas:

Cuando piensas que nada puede ir peor…

08/04/2011 Deja un comentario

viene un usaurio y te dice… cualquier cosa.

Si un usaurio habla con los informáticos NUNCA es para nada bueno.

Categorías:informática Etiquetas: