Archivo

Posts Tagged ‘homeopatía’

Lo dejan claro

18/12/2013 Deja un comentario

Comunicado por parte del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España en el que dejan bien claro que la homeopatía no puede estar regulada por el Ministerio de Sanidad, sencillamente porque no juegan con las mismas reglas:

http://www.medicosypacientes.com/articulos/terapias161213.html

Categorías:Visto por ahí Etiquetas:

Homeopatía

12/12/2013 2 comentarios

Lo he puesto varias veces por aquí, pero como ahora el gobierno ha decidido “regular” (está con comillas porque más bien sería “crear un coladero para sacar pasta”) el tema de la homeopatía, creo que conviene explicarlo una vez más:

La homeopatía no ha demostrado que funcione.

La homeopatía se basa en 2 principios básicos (fácilmente refutables):

  • Lo similar cura lo similar
  • Cuanto más diluído esté un producto en el agua, más efecto tiene.

Y se le ha añadido un corolario, para apoyar el segundo axioma:

  • El agua tiene memoria.

Contraviniendo toda lógica, en lugar de que los homeópatas tengan que comprobar que lo suyo funciona, (si yo digo que existen los unicornios, debería demostrarlo, no debería servir que quien quiera refutar mi exposición deba demostrar que no existen… aunque bueno, con las diferentes $deitys ha dado resultado) se ha dejado el trabajo a los científicos, para que demuestren que no funciona.

Y a pesar de que lo han hecho (no supera en test “serios” de doble ciego al efecto placebo), se sigue creyendo que el agua con azúcar cura.

No hay ninguna prueba que demuestre que “lo similar cure lo similar”. Y no, no vale incluir aquí el tema de las vacunas, porque no es el mismo caso. Según los homeópatas, para combatir el insomnio debería utilizarse cafeína u otro tipo de estimulantes. Con un par.

Por otro lado, lo de que cuanto más diluido esté un producto, más efecto tiene… ¿Habéis probado a echar poca sal en las comidas? Pero es que se llega a extremos tales que en el “combinado” final no queda ni una sola molécula del producto que (supuestamente) cura. Para arreglar eso, se inventaron la memoria del agua, que quiere decir que el agua “se acuerda” de los productos con los que ha estado en contacto… Pero claro, debe de tener memoria selectiva, porque el agua ha pasado por muchos sitios… algunos no muy recomendables.

Así, hay productos (la mayoría) en los que el principio activo está, en el mejor de los casos (los hay muuuucho peores) en una concentración equivalente a echar 1 gramo de sal en una piscina olímpica. Aunque hay algunos que sería el equivalente a echar 1 gramo de sal en todo el agua del planeta.

Categorías:¿donde meto esto? Etiquetas:

Las pruebas con gaseosa

24/11/2013 Deja un comentario

Pues eso, que las pruebas, con agua. Como mucho, gaseosa. y siempre y cuando nadie corra peligro:

Mujer se enfrenta a cargos por homicidio por la muerte de su hijo.

Y es que se puso enfermo, y no se le ocurrió nada mejor que tratarlo con homeopatía.

El niño, que tenía una enfermedad curable, acabó muriendo.

Categorías:Visto por ahí Etiquetas:

Homeo-patutía

23/11/2012 Deja un comentario

Por fin una farmacia ha decidido poner por delante la salud de sus clientes al beneficio:

En la Farmacia Rialto, en la Gran Vía de Madrid han decidido situarse al lado del enfermo, y reparten a los clientes una hoja con información sobre la homeopatía. La misma que se puede encontrar en su web. Que básicamente dice que:

  • La homeopatía no es una terapia con estudios científicos que avalen sus resultados en el tratamiento y prevención de enfermedades en personas adultas, niños ni animales.
  • El contenido de los preparados homeopáticos es en su casi totalidad agua ó azúcar, sin ningún componente activo
  • Si padece Vd. una enfermedad importante o bien la que se está tratando no obtiene mejora con estos tratamientos, consulte con un médico que utilice medicina científica.
  • Casi ningún preparado homeopático tiene un registro sanitario oficial que permita su comercialización, como sí lo tienen el resto de medicamentos. Dispensar la mayoría de ellos es, por tanto, ilegal.

Y es que con esto de la autosugestión es difícil batallar. Y más cuando quien te “receta” alguna pócima de estas es tu propio médico.

Pero es que deberían saltar todas las alarmas cuando coges un folleto de un producto de este tipo y primero, no entiendes los ingredientes. Y no me refiero a los nombres, si no a las cantidades. Segundo, en la mayoría, los apartados de contraindicaciones, ingestión accidental o sobredosis están en blanco o dicen “no se han dado casos”. Y tercero, y que me resultó la mar de gracioso concretamente en el expectodhu (uno de los mayores milagros de la investigación científica, o bueno, según los fabricantes, claro) la dosis en niños (independientemente de la edad, da lo mismo 9 meses que 8 años, tócate las narices) es de 2,5ml 3 veces al día… a no ser que la tos sea insistente, que se podrá tomar 2,5ml cada hora. ¡¡¡Y se quedan tan anchos!!! ¡¡¡¡¡¡¡Sin indicar un máximo ni nada!!!!!!! ¿Igual es porque saben que no importa y que además es sano beber mucha agua?

Categorías:eto qué eh? Etiquetas:

Más homeopatía

24/04/2012 2 comentarios

Aunque aquí en España parece que eso de la homeopatía cada vez recibe más adeptos y atención, e incluso se dan conferencias y cursos de homeopatía en algunas universidades, hay otros países por ahí que parece que se toman las cosas en serio y se dedican a investigar:

En Australia, el Consejo de Investigación Biomédica (vamos, unos mindundis) ha publicado un documento (en inglés) en el que indican que no les parece ético que los profesionales de la medicina prescriban productos homeopáticos ya que estos no han demostrado su eficacia.

También  añaden que un “medicamento” (tómese este apelativo con toda la precaución posible) homeopático no ha demostrado más eficacia que un placebo, y que el riesgo que ésto entraña es que un paciente deje una medicación beneficiosa para sustituirla por agua con un poco de azúcar o sal.

Los autores de este documento han contestado a las supuestas bases científicas de los promotores de la homeopatía que se basan en que “lo similar cura lo similar”, tal vez tomando como referencia los dibujos animados en los que para curar un dolor de cabeza provocado por un golpe pegan un martillazo, y han atacado también las “ultradiluciones”, aunque aquí no les auguro un gran éxito en su lucha, ya que según la homeopatía las disoluciones tan diluidas “escapan de las leyes generales que rigen la materia”, así que no hay estudio posible que pueda sacar de sus (erróneas) conclusiones a los homeópatas.

Categorías:Visto por ahí Etiquetas:

Timopatía

20/04/2012 1 comentario

El año nuevo, a parte de algún kilo de más, un poco de pelo menos y una subida escandalosa de todos los recibos nos ha dejado también un cambio de médicos en el centro de salud.

El médico de “los mayores”, aunque seguramente habremos ido a peor porque la anterior doctora era bastante buena, tampoco me preocupa mucho, ya que (por suerte) no le visitamos mucho, y son cosas puntuales “estándar”: que si las medicinas para la alergia primaveral, que si algún caso de gripe o algo parecido,… Vamos, nada raro.

El problema es que nos han cambiado también a la pediatra de los diablillos, y con este cambio sí que creo que hemos ido a peor, básicamente por un detalle: le gusta recetar homeopatía.

Y claro, aunque me olía algo raro, tampoco estaba muy seguro, así que me he puesto a investigar un poco acerca de lo que nos recetó: un “medicamento” denominado Euphorbium.

En principio deberíamos estar agradecidos, en primer lugar a la doctora por recetarnos algo tan tan tan bueno. En segundo lugar a la empresa por dejarnos este elixir de la vida a tan módico precio. ¡Qué son unos míseros 20-30 euros cuando te están asegurando la salud de tus hijos y de todo bicho viviente que se encuentre a 136 metros a la redonda!

Lo que pasa, que luego miras la composición y (por lo menos a mí) me empiezan a asaltar las dudas:

En cada 100g de producto se encuentra: 1g de Euphorbium D4, o 1g de Hydragyrum biiodatum D8.

Y dices, vaya, el Euphorbium ese (que cura casi todo) está al 1%. Bueno, algo hará. Pero… ¿Qué es ese D4, o el D8 o el D10 que aparece en otros ingredientes?

Así que sigues informándote y descubres que las D esas indican una “dilución” en la que se procede de la siguiente forma:

Se coge el disolvente (agua o alcohol) y se pone 9 partes y 1 parte del principio activo. Así tenemos algo disuelto al 10%. Acto seguido se hace lo mismo otra vez: 9 partes de disolvente (agua o alcohol) y 1 parte de la disolución del paso anterior (que ya está al 10%). Y obtienes otra disolución ahora al 1%.

El número al lado de la D indica las veces que se repiten estos pasos. Así, algo D4 es una disolución al 0.001%

Pero es que además, realmente el producto tiene un 1% de esa disolución, así que realmente, en el caso del Euphorbium su concentración es del 0.0001%.

Es decir, que hay más posibilidades de encontrar una aguja en un pajar. Por no hablar de los que están al D8 o D10. Que sería más o menos el equivalente a tener una piscina olímpica llena de agua y echar una gota de algo con un cuentagotas.

Pero claro, la homeopatía se basa en que cuanto más disuelto esté el principio más activo es, así que se escudan en eso.

 

Luego están los resultados de la “medicina”, que en nuestra hija han sido una miaja positivos … pero claro, porque lo que tenía eran mocos en la nariz y lo que hacíamos con el brebaje homeopático era pulverizarlo en la nariz (este “modelo” es de spray nasal). Vamos, lo que se ha recomendado toda la vida: un poco de agua con sal por cada fosa nasal para despejarla.

Pero es que ya era para sospechar cuando coges el prospecto y da lo mismo que estés embarazada, que seas un niño, que te tomes el bote entero, que estés tomando otras cosas, que seas alérgico a cualquier cosa,… vamos, que como es agua un pelín manchada, mal no te puede hacer.

Para terminar, pongo aquí una frase que rige a la homeopatía:

Las diluciones homeopáticas van mas allá de su contenido en soluto,están fuera del alcance de las leyes ponderables que rigen la materia.

Es decir, que da lo mismo la cantidad de principio activo que tengan, ya que están fuera de las leyes del universo: Es MAGIA

P.D.: Y eso que hemos tenido “suerte” con el brebaje: hay otros que las concentraciones se indican con la letra C (o CH) y es lo mismo que la D, pero en lugar de tener la primera al 10% se obtiene al 1%. Y los números que lo acompañan suelen ser del orden de 50, 100 o más altos. Que es como echar 1gr de azúcar en toda el agua de la Tierra. No parece muy efectivo, ¿no?

Categorías:¿donde meto esto? Etiquetas: ,