Archivo

Posts Tagged ‘canciones infantiles’

canción infantil

16/07/2012 Deja un comentario

Hace unos días, la Diablilla Mayor fue a un cumpleaños de unos compañeros de clase y aprendió una canción nueva:

(todos a coro) NOMBRE se ha hecho pis en el saco de dormir

(el interpelado contesta) ¿quién yo?

(todos a coro) ¡¡¡Sí, tú!!!

(el interpelado se defiende) ¡¡¡Yo no fui!!!

(todos a coro) entonces, ¿quién fue?

(el interpelado, cual político intentando escurrir el bulto echa la culpa a otro diciendo su nombre) NOMBRE

(y todo vuelve a empezar – goto line 1)

Como se ve, la canción es muy sencilla y puede resultar un tanto amena… cuando sois varias personas y no estáis en un recinto cerrado. Para nosotros cuatro y como acompañamiento musical de un viaje de varias horas puede llegar a hacerse monótona, pero por suerte siempre está la diablilla menor para destruir el tedio:

Nos ponemos a cantarla. Y la peque, con cada pregunta del “quién fue” siempre pregunta “quién fui”. Las primeras veces la corregimos (“brujilla, es quén fue”), pero como la conocemos y muchas veces se confunde a propósito, no insistimos. Y continúa “quién fui”.

Hasta que le toca a ella y nos dice: “Yo no FUE” y se ríe. La muy bruja.

Una cría de 3 años y ya se ríe de sus padres. La que nos espera.

Anuncios
Categorías:hijos Etiquetas: ,

Patitos

02/02/2011 Deja un comentario

Érase una vez una mamá que tenía cinco patitos.
Un día, los patitos salieron de casa.

Cinco patitos fueron a pasear, y en el campo se pusieron a jugar.

La mamá se quedó en casa haciendo la comida. A la hora de cenar la mamá les llamó para que volviesen

Mamá pato a sus hijos llamó: “Cuac, cuac, cuac, cuac” desde casa les gritó.

Los patitos oyeron a su mamá, y volvieron a casa corriendo.

Cinco patitos oyeron a mamá, pero uno no pudo llegar. Cuatro patitos volvieron a cenar.

Mamá pato, al ver que sólo había cuatro patitos, se preocupó. Estaba triste porque había perdido uno. Pero como los otros patitos querían cenar, pronto se olvidó.
Al día siguiente:

Cuatro patitos fueron a pasear, y en el río se pusieron a nadar.

La mamá se quedó en casa lavando la ropa. A la hora de cenar la mamá les llamó para que volviesen

Mamá pato a sus hijos llamó: “Cuac, cuac, cuac, cuac” desde casa les gritó.

Los patitos oyeron a su mamá, y volvieron a casa corriendo.

Cuatro patitos oyeron a mamá, pero uno no pudo llegar. Tres patitos volvieron a cenar.

Mamá pato, de nuevo se preocupó porque hoy faltaba otro patito. Estaba triste porque había perdido otro. Pero como los otros patitos metían mucho ruido, pronto se olvidó.

Al día siguiente:

Tres patitos fueron a pasear, y en el árbol se pusieron a trepar.

La mamá se quedó en casa limpiándola. A la hora de cenar la mamá les llamó para que volviesen

Mamá pato a sus hijos llamó: “Cuac, cuac, cuac, cuac” desde casa les gritó.

Los patitos oyeron a su mamá, y volvieron a casa corriendo.

Tres patitos oyeron a mamá, pero uno no pudo llegar. Dos patitos volvieron a cenar.

Mamá pato, estaba muy preocupada porque otro patito no había vuelto. Estaba muy triste. Pero como los otros patitos querían jugar, pronto se olvidó.

Al día siguiente:

Dos patitos fueron a pasear, y en el cielo se pusieron a volar.

La mamá se quedó en casa cosiendo la ropa. A la hora de cenar la mamá les llamó para que volviesen

Mamá pato a sus hijos llamó: “Cuac, cuac, cuac, cuac” desde casa les gritó.

Los patitos oyeron a su mamá, y volvieron a casa corriendo.

Dos patitos oyeron a mamá, pero uno no pudo llegar. Un patito volvió a cenar.

Mamá pato, estaba muy preocupada ya que sólo quedaba un patito. Estaba tristísima. Pero como el patito que quedaba quería irse a dormir con ella, pronto se olvidó.

Al día siguiente:

Un patito fue a pasear, y en el parque se puso a columpiar.

La mamá se quedó en casa haciendo un pastel. A la hora de cenar la mamá le llamó para que volviese

Mamá pato a su hijo llamó: “Cuac, cuac, cuac, cuac” desde casa le gritó.

El patito oyó a su mamá, y volvió a casa corriendo.

Un patito oyó a mamá, pero el pobre no pudo llegar. Ningún patito volvió a cenar.

Mamá pato, al ver que no volvía ninguno se asustó mucho, y decidió salir a buscarlos a todos.
Fue al parque y vio un patito. Y se animó.
Voló y descubrió a otro. Y se puso más contenta.
Trepó al árbol y bajó al tercero. Y ya no estaba triste.
Nadó en el rió y rescató al cuarto. Y se alegró mucho.
Buscó en el campo y encontró al quinto. Mamá pato estaba muy feliz.
Y todos volvieron a casa a cenar el rico pastel que había hecho mamá pato.

Cinco patitos van a cenar, y todos juntos se acostarán.

(cuento basado, ligeramente, en uno que nos contaron en el parque de bolas. Para muy peques y cantando las cursivas, claro que en el blog no he podido poner la canción, así que la tonadilla la dejo a la elección del narrador)

Categorías:relato Etiquetas: ,

dihabladas

02/12/2010 2 comentarios

Aunque no son entradas propias del diccionario español-diablillo como en otras ocasiones, dejo aquí una muestra de la creatividad* de la diablilla mayor.

Canción Original

Canción Diablilla

“Tengo una vaacaaa lecheraaaa

no es vaca cualquieraaaa

me echa leche en la ensalaaaadaaa

tolón tolón”

Canción original

Canción Diablilla

“soy el barquero

las niñas bonitas no saben pagar

yo no quiero pagar

no quiero ser…”

Aunque después de verla cómo las canta, y la mirada que nos pone, creo que la brujilla las canta mal a posta, para ver qué decimos.

*Nota: a ver si meto una entrada sobre la creatividad en los niños, después de haber visto algunas cosas por ahí de las siempre interesantes TED

Categorías:hijos Etiquetas: ,

Cabecitas

20/09/2010 Deja un comentario

Como creo que ya he dicho por aquí (seguro que sí, porque con esto de la edad cada vez me repito más), daría lo que fuese por averiguar cómo funciona la cabecita de la diablilla mayor… bueno y la de la diablilla menor, que cada día que pasa nos  sorprende con alguna cosa.

Para ser sincero, por lo que daría cualquier cosa es por saber cómo funciona la mente de las mujeres en general, pero para ser políticamente correcto lo he dejado en las de las diablillas. Además no creo que nadie esté en disposición de desvelar tamaño misterio. Ni siquiera ellas mismas. A lo que iba.

Llevo unos días en los que no he comentado mucho de las enanillas, y es que la vuelta al cole (de todos) está resultando más ajetreada de lo que nos habíamos hecho idea, así que he tenido que priorizar un poquillo, y sintiéndolo mucho por los miles y miles de fans y seguidores de este blog, he tenido que espaciar las entradas más tiempo del que me gustaría. Pero bueno, hoy voy a poner unas pequeñas pildorillas de las últimas ocurrencias de la mayor de las brujillas, para ver si vuelvo a coger la inercia de los posts.

Primero, una entrada nueva para el diccionario:

Malcro : Sistema de cierre o sujeción formado por dos tiras de tejidos diferentes que se enganchan al entrar en contacto. Comúnmente denominado “velcro”.

Y ahora, una variación de una canción de la película “Aurora”, conocida en el resto del mundo como “La Bella Durmiente”. Primero, la canción original:

Eres túúúú la dulce ilusión que yo soñééééé, eres túúú la dulce ilusión que yo soñaba y un día encontréééééé…

Como Martes y 13 hicieron un gag sobre esta escena y cambiaron la canción, a veces la MR y yo la cantamos:

Eres túúúú mi príncipe azul que yo soñééééé, eres túúú mi príncipe azul que yo soñaba y un día encontréééééé…

Así que, la diablilla mayor ha decidido hacer una especie de remix, quedando algo así como:

Eres túúúú mi príncipe azul y me hace mucha ilusióóóón…

Categorías:hijos Etiquetas: , ,

Canciones

01/07/2010 Deja un comentario

No sé si lo he comentado por aquí, pero la diablilla mayor no puede estar más de 3 segundos callada. Es algo superior a sus fuerzas. Y parece que la diablilla menor no se queda atrás. Además, como todavía no sabe hablar y sólo emite sonidos guturales (y no tan guturales), puede llegar a ser más molesto, dependiendo de la situación concreta.

El caso es que como decía, la brujilla mayor no calla: le da lo mismo que la contestes o que no, y muchas veces se monta ella sus propias conversaciones, contestándose y demás. Pero lo más “gracioso” (por decir algo) es cuando le da por cantar. Se sabe muchas muchas canciones, pero ninguna entera, así que lo que suele hacer es mezclarlas, enlazarlas, juntarlas, revolverlas, agitarlas y luego ya nos las canta. Así, por ejemplo podemos montar en el coche, en un trayecto de media hora, y está continuamente cantando, pasando de una a otra, sin parar:

Pepito conejo al boque salío
corre corre corre, desapareció

y un efefante se balanceaba sobre la tela de una araaaañaaa
y como veía que no se caía fue a llamar a otro efefaaaanteee
dos… dos…

este dedo es la mamá, este otro es la papá
el más grande es el hermano

(no he cometido erratas, la versión “diablilla” es así)

Y puede estar así muuuucho rato, volviendo a empezar, como si tuviese la opción repeat activada.

El caso es ayer, cuando íbamos a los columpios empezó a cantar las canción de las Supernenas. Eso sí, la versión “diablilla mix”, porque nunca ha visto esos dibujos por la tele. Creo que las vio en una toalla de una niña y nos preguntó qué eran esas cosas. Y así iba ella:

supernenas, supernenas, superneeenaaas, suuuuperneeeeeeenas,…

Sí, la canción era así, con diferentes notas y estirando a ratos unas sílabas y a ratos otras. El caso es que se para, y me pregunta:

– Papatito, ¿tú te sabes la canción de las supernenas?

– No, cariño.

– Pues mira, es así.

Y se pone a cantarla otra vez:

supernenas, supernenas, superneeenaaas, suuuuperneeeeeeenas,…

Deja de cantar, me mira y me pregunta:

– Papatito, ¿Tú sabes la canción de las supernenas en inglés*?

– En inglés, no. No sé cómo es.

(*En la guarde les están enseñando inglés, palabras sueltas, y me suele preguntar muchas veces cómo se dicen las cosas en inglés. Poniéndome en un aprieto muchas veces:  ¿cómo se dice cinta del pelo? ¿cómo se dice horquilla?…)

Se queda unos segundos pensando, y empieza a cantar:

supernenas en inglés, suuuuupernenaaas eeeen inglés, superneeenaaaaa en ingléééééésss,…

Y la joía me pregunta toda seria a ver por qué me estoy riendo!!!

P.D.: Por cierto, dejo para otro post la canción “Desde Santurce a Bilbao” cantada a dos voces. O defenestrada a dos voces, para ser más exactos.

Categorías:hijos Etiquetas: , , ,