Archivo

Posts Tagged ‘lógica’

Lógica

25/02/2011 1 comentario

Ayer, volviendo del cole con la diablilla mayor pude escuchar una conversación entre una madre y un hijo. Llegué tarde, y llevaban ya un rato hablando, así que no sé exactamente el comienzo de la “disputa”, pero debía ser que el niño le pidió a su madre que hiciera algo y esta lo había olvidado/pospuesto por hacer otras cosas. La parte que sí escuché fue:

Hijo: – Pero es que eso era importante. Te lo pedí porque era importante.

Madre: -Sí, pero hay muchas cosas importantes, hijo

H: – Ya, pero hay cosas más importantes que otras.

M: – Por eso, hijo, por eso.

H: – ¿Y cuál es lo más importante de todo?

M: – No lo sé. ¿Qué es?

H: – Pues un avión.

M: – ¿Un avión? ¿Cómo que un avión?

Aquí un momento de silencio, me imagino que los engranajes del cerebro del chaval se estaban moviendo a toda velocidad intentando encontrar una respuesta, y casi se les podía oír. Al de un momento, el niño contestó.

H: – Sí, porque vuela.

Sinceramente, yo habría parado ahí la conversación. Con semejante argumento de peso creo que no se puede competir. Pero la madre no pensaba lo mismo que yo.

M: – Ya, pero hay muchas cosas que vuelan. ¿Por qué el avión es más importante?

Y después de otro “momento engranaje”, el niño respondió con tono de “pero si está claro”.

H: – Pues porque si una persona tiene prisa, y tiene que ir a un sitio lejos, puede ir en avión porque vuela, porque en coche iba a tardar más. O en tren. Pero si tiene que ir lejos, cruzar el mar y todo, tiene que ir en avión, por eso es más importante. Que es muy importante llegar a los sitios, porque si no, no podemos ir. Y si no vamos, no podemos llegar. Por eso el avión es lo más importante de todo. Porque vuela.

Y punto. Y el que no lo vea es que está tonto.

Anuncios
Categorías:hijos Etiquetas: , ,

acertijos

31/12/2010 4 comentarios

Y ahora, dos acertijos para la nochevieja, que no sea todo alcohol, turrón y desenfreno.

Y así, de paso podéis tener al cuñado pesado un rato pensando sin dar la brasa.

Primero:

Iba yo a prepararme para salir a tomar unos copazos en NocheVieja. Y cuando salgo de casa y llego a la calle, cae la tormenta del siglo: caía del cielo lluvia, granizo, viento, varias macetas y un señor delgado agarrado a un paraguas. Me volví a casa e intenté contactar con las personas con las que había quedado. Como las líneas telefónicas estaban colapsadas, al final les twiteé. Llegamos a la conclusión de que como lo que queríamos era vernos (bueno, y tomar unos cubatillas, lo admito) habría que pensar en otro día. Entonces, haciendo gala de mis vastos conocimientos multidisciplinares, calculé con minuciosa exactitud la probabilidad de que 72 horas después brillara el Sol. Dada mi gran inteligencia y las nociones que tengo tanto de matemáticas, física (tanto teórica como aplicada), meteorología y parchís… ¿Cuál es la probabilidad que calculé (ente 0% y 100%) y cómo?

Segundo:

El año pasado preparé una cena de Nochevieja en mi casa (mi nueva casa). Como todavía no vivía allí, todos fuimos en coches (digo esto para despejar dudas y que no haya “trucos” de sumar uno por el anfitrión y cosas de esas). Nos dividimos a partes iguales, así que todos los coches tenían el mismo número de ocupantes. Pero a medio camino se estropearon 10 coches, y para ir bien, tuvimos que repartirnos, pasando a ir en cada coche una persona más. La cena estuvo bien, la verdad. El problema fue al volver cada uno a su casa, que debido a ciertos actos que no se pueden nombrar aquí y que algunos coches amanecieron en la piscina, otros 15 quedaron inutilizados, con lo que en el camino de regreso, tuvimos que ir otros 3 más en cada coche. Ahora la pregunta: ¿Cuántas personas fueron a mi fiesta? ¿Y cuántos coches había originalmente?

Las respuestas, como siempre, en unos días.

Categorías:Juegos Etiquetas: , ,

interruptores

19/12/2010 5 comentarios

Como el otro día, que recuperé la “saga” de los usaurios, hoy voy a volver con un problema de esos de lógica. Eso sí, para que el retorno sea suavecito y las mentes turbadas por los vapores etílicos de las cenas/comidas de empresa de navidad no sufran mucho, vamos a poner uno sencillo.

Estamos de mudanza, y llegamos a nuestra nueva mansión. En ella, hay una habitación un poco rara: No tiene nada, ni ventanas, ni armarios, ni mesas ni ná. Sólo una bombilla colgada del techo. Pero dentro no tiene interruptores, éstos están fuera. El problema es que hay tres interruptores, y sólo uno activa la bombilla. El anterior dueño de esta casona, que nos la deja con todo su contenido, tanto material como “personal“, nos ha puesto una única condición: tenemos que adivinar el interruptor que acciona la bombilla, pero sólo podemos mirar una vez en la habitación.

Ni que decir tiene que yo lo adiviné, y es por eso que últimamente tengo algo desatendido el blog este 😉

Categorías:Juegos Etiquetas: ,

Otro juego más

21/06/2010 Deja un comentario

Como ya llevamos unos cuantos acertijos de estos de lógica, hoy voy a poner uno un pelín más rebuscado.

Continuamos con nuestros informáticos y nuestros comerciales, y en esta ocasión nos encontramos con dos personajes en un despacho. Como necesitamos a alguien competente para resolver un asunto (da igual la naturaleza del asunto, si necesitamos a alguien compente tenemos que descartar rápidamente a los comerciales). Así que le preguntamos al que está sentado:

– ¿Es alguno informático?

Nos responde. Pero no voy a decir qué contesta. Lo que sí diré es que con lo que contesta puedo saber qué es cada uno. Es decir, que según su respuesta sé, sin lugar a dudas, en qué trabaja cada uno.

Como siempre, recordad que los informáticos nunca mienten, mientras que los comerciales lo hacen siempre.

Categorías:Juegos Etiquetas: ,

Solución a Jugando con la Lógica

18/06/2010 Deja un comentario

Como siempre, después de dejar un par de días para que intentéis encontrar la respuesta, aquí va la solución al anterior juego.

La cuestión de este juego es saber qué es el que está mirando por la ventana. Así que vamos a intentar averiguarlo por lo que nos dicen, y no basándonos en nuestra experiencia que nos dice que si está mirando por la ventana y no presta atención a lo que dicen los otros tiene que ser… vamos a intentar usar la lógica.

Primero vamos a suponer que lo que dice el alto es cierto, luego el alto es Informático. Así, el del traje de rayas es Comercial, por lo tanto lo que dice es mentira: el alto y el de la ventana NO trabajan en lo mismo, y si el alto es Informático (nuestro supuesto inicial), el de la ventana tiene que ser Comercial. De este modo, siguiendo un razonamiento que parte de que el alto es Informático hemos llegado a la conclusión del que el de la ventana es Comercial.

Ahora vamos a hacer el supuesto contrario, que el alto es Comercial. Entonces el del traje a rayas no es Comercial, es Informático, y si dice la verdad esto implica que el alto y el de la ventana trabajan en lo mismo, así que el de la ventana es también Comercial.

De este modo hemos visto que por ambos caminos llegamos a la misma solución: el de la ventana es Comercial.

Lo que no podemos saber es que son los otros dos, así que el jefe tendrá que seguir buscando por ahí a alguien que le solucione sus problemas.

Categorías:Juegos Etiquetas: , ,

Jugando con la Lógica

15/06/2010 1 comentario

En esta ocasión tenemos de nuevo a tres individuos. Ya veremos luego quién es persona y quién no. El caso es que como siempre. somos unos cotillas y no nos vale con saber que uno de ellos es más alto, o que a otro le queda mejor la ropa, o que el tercero se lió con la chica de recepción en la fiesta de navidad. Chica que por cierto está saliendo con otro de la empresa, y aunque los rollos en estas fiestas suelen correr de boca en boca más rápido que el alcohol, fueron lo suficientemente discretos para que no se enterase nadie más. Y desde ese día (hace ya unos cuantos meses) han vuelto a quedar en varias ocasiones. Y creo que me estoy desviando del tema en cuestión.

Lo que nos interesa es saber qué es cada uno de los tres, no? Bueno, igual no, igual os interesa más cómo acaba la relación. Os lo diré. Como toda relación pueden darse dos posibilidades: o acabar como pareja estable, o acabar bien. Y en este caso, sintiéndolo mucho por ellos, acabó como pareja estable. O al menos durante algunos meses, hasta que por la crisis los jefes se vieron en la obligación de hacer un ERE, ya que si no reducían plantilla no iban a poder mantener sus sueldos y sus comisiones en su nivel habitual, y los fines de semana en hoteles de lujo con todos los gastos pagados se iban a ver reducidos en número. Así que echaron a unos cuantos, entre ellos a la secretaria y al no encontrar trabajo, la tensión en la pareja se hizo insostenible hasta que pasó lo inevitable: decidieron casarse. Y se casaron. Y al de un año se divorciaron. Y ahora tienen una casa que no pueden vender a menos que pierdan dinero y sigan debiendo una pasta al banco por la hipoteca basada en una tasación inflada para, ya que estamos, comprar un X5. Así que eso es lo que pasó a esa relación. Y ahora, de verdad, a lo nuestro.

Están tres mozos, y como hay que reducir personal, un jefe de los güenos, al que le han encargado que haga una lista en una hoja de cálculo con personas de su departamento “prescindibles” (lista en la que nunca aparecerá él, of course, cuando es el primero y casi único con lo que cobra que habría que poner). Al tener que hacer la lista con el ordenador, automáticamente se convierte en una tarea para los informáticos de la empresa. Faltaría más. Así que este jefe se pasa por las salas preguntando a los que están reunidos qué son, ya que busca a alguien para que le rellene la lista. Así que entra en nuestra sala y les pregunta. Como siempre las respuestas son de todo menos directas:

El del traje de rayas es Comercial, dice el más alto.

El alto y el que está mirando por la ventana trabajan de lo mismo, dice el del traje de rayas.

El jefe, después de oír las respuestas y cuando la neurona está a punto de pedir vacaciones por estrés, decide dejar tranquilos a estos tres e ir a preguntar a otros. Pero claro, tú, estimado lector, eres más inteligente que el jefe, no? ¿Qué es el que está mirando por la ventana y no se ha enterado de nada?

Por si hay alguien nuevo, y no sabe muy bien cómo funciona esto, recordaré que los Comerciales siempre mienten y los informáticos siempre dicen la verdad. Vamos, como en la vida real.

Categorías:Juegos Etiquetas: ,

Soluciones

08/06/2010 Deja un comentario

Después de dejar varios días para pensar la solución (que sirve como excusa para decir que he estado bastante liado), aquí van las soluciones a las dos preguntillas del último juego de lógica propuesto.

En el primer caso, tenemos a una persona que dice “o soy comercial, o este es informático“. En este enunciado se hace una afirmación del tipo “A o B”. Vamos a ir por partes, porque aunque sólo tiene una línea, se ha introducido la disyunción en las afirmaciones de nuestros personajes. El problema aquí esentender la lógica que se utiliza: No nos estamos refiriendo al uso excluyente de la disyunción que se suele utilizar coloquialmente como en el ejemplo: “o es de día o es de noche” No pueden darse las dos opciones a la vez, si no que o bien una es verdadera, o la otra. Pero si la frase fuese “o como en un chino o como en un burguer”, si al final me meto un buen menú a la carta, ¿qué ha pasado con el enunciado que hemos hecho? Pues que es falso. Y por eso, en los juegos de Lógica, lo que vamos a utilizar es la disyunción incluyente, es decir, que para que el enunciado sea verdadero, pueden darse alguna de las opciones o todas. En cambio, para que sea falso, no ha de cumplirse ninguna. Por ejemplo: Si me preguntan si tengo dinero, puedo contestar “Sí, en el bolsillo o en la cartera”. Pero aunque tuviese en los dos, mi enunciado seguiría siendo verdadero, y tendría dinero. Aplicando esto a nuestro juego, tenemos lo siguiente:

Si quien habla es comercial, entonces, independientemente de lo que sea el otro individuo, el enunciado será verdadero, y como los comerciales mienten más que hablan, no puede ser comercial. Así que es un informático. Pero si es un informático, y debe decir la verdad, entonces la otra persona también debe de ser un informático. Solución: los dos tienen suerte y son personas decentes, es decir, no son comerciales.

Ahora el segundo problema. El bajito dice que todos son comerciales. Si realmente todos fuesen comerciales, diría la verdad, y eso no puede ser, ya que si un comercial dice la verdad, el universo se colapsaría sobre sí mismo. Luego sabemos que miente, así que el bajito es comercial.

El alto dice que sólo hay un informático. Si él fuese comercial, entonces el mediano para que no fuese verdadero el primer enunciado debería ser informático, con lo que realmente sólo habría un informático, y el enunciado del alto sería verdad: incongruencia. Así que el alto debe ser informático, y como lo que dice es cierto, el que queda debe ser comercial, porque nos dice que sólo hay un ser puro y honesto. Así que tenemos al bajo y al mediano como comerciales y al alto como informático.

Y con esto se acaban las soluciones. Próximamente, más.

Categorías:Juegos Etiquetas: ,