Archivo

Archive for the ‘tecnología’ Category

Recuperando el móvil

20/01/2011 3 comentarios

Como comenté de pasada en este post, la pantalla de mi móvil pasó a mejor vida.

No nos entendimos, y para cuando me quiso avisar de que le estaba presionando y que recapacitase sobre mi actitud, fue demasiado tarde. Vamos, que me acordé de que lo tenía en el bolsillo del pantalón 0,3 segundos después de sentarme en una terracita.

El pobre no lo soportó, y así, el móvil y yo nos quedamos con el “corasón partío“. Bueno, yo el corazón, y el pobre aparatejo la pantalla LCD. Sí, la pantalla, así que aunque podía seguir haciendo y recibiendo llamadas, veía menos de media pantalla, y lo poco que se veía, con rayas.

Pregunté para arreglarlo y me dijeron que de los ciento y muchos euros no bajaría: la pantalla LCD costaría cerca de los 100, y luego la mano de obra.

El teléfono fue un regalo, así que me daba pena deshacerme de él, pero por otro lado, gastarme tanto dinero para arreglarlo, como que no. Así que opté por comprarme uno de tarjeta, de los más baratillo, y cambié las SIM. Eso sí, a mí que me gusta todo esto de los cacharros electrónicos, el “paso pa’trás” no me gustó mucho, pero era lo que había.

Sí, ya sé que podría haber usado la técnica de hacer una portabilidad para que me “regalasen” un móvil, pero eso nunca es tan regalo como dicen y además, en las 3 veces que nos hemos cambiado de compañía, nunca nos han ofrecido un teléfono ni nada por quedarnos. Sí, lo sé, debemos ser los únicos del mundo, pero nunca hemos conseguido un móvil de esa forma, así que no lo contemplé como posibilidad.

El caso es que al de un tiempo, me dio por buscar por internet, y encontré esta página (gracias!!!), en la que detallan muy bien cómo soltar completamente un omnia. Después, buscando LCD’s, vi una tienda (de Hong Kong) que vendía las pantallas a buen precio. Me decidí, la pedí y… tachán!!! Ayer me llegó a casa, seguí los pasos para cambiarla y… TENGO MÓVIL NUEVO OTRA VEZ!!!

La verdad que cuando volví a montarlo, lo encendí y funcionó (a la segunda), me llevé una gran alegría.

Pero a lo que iba es que si os pasa algo parecido (cambiar el LCD es lo más complicado, porque hay que soltar TODO el teléfono, puede que otra parte sea más cara, pero más sencilla) no hace falta ser un manitas (yo no lo soy) para arreglarlo uno mismo. Sólo hay que tener un pelín de paciencia y fijarse un poco de dónde va cada cosa. Ni siquiera se necesian herramientas especiales: con un destornillador de precisión (comprado en un “chino”) hice todo el trabajo.

Anuncios
Categorías:tecnología Etiquetas: , ,

ebooks y ebook-reader

04/11/2010 5 comentarios

Desde hace un tiempo tenemos un ebook en casa. Se lo regalé a mi MR por su cumpleaños y voy a comentar un poco, por si habéis pensado en comprar uno, lo que he visto antes y después de la adquisición.

Primero, decir que en casa solemos leer bastante. Especialmente MR, que puede zamparse dos libros al mes sin muchas dificultades. Así, el número de libros en casa crecía de forma alarmante, con lo que las (escasas) estanterías habían pasado de ser un agradable elemento visual decorativo a un amontonamiento de ejemplares buscando los reducidos huecos libres. Además, a pesar de que las ediciones de bolsillo suelen tener un precio asequible, ni todo lo sacan en estas ediciones ni muchas valen lo que cuestan (15€ o más por un libro con papel de poca calidad y pasta blanda me parece abusivo).

Así, la decisión estaba más o menos clara: los ahorros que nos suponían, tanto de espacio como de dinero iban a ser importantes. Ahora sólo quedaba ver los diferentes modelos.

Lo primero que me llamón la atención es que al pasar de página, la pantalla, para “repintarse” hace un parpadeo que puede resultar al principio un poco chocante y molesto. Se lo comenté a MR pero ella ya lo sabía de verlos en el tren, así que eso no era un problema (recomiendo encarecidamente ver uno en funcionamiento antes de comprarlo, y si en la tienda no nos lo muestran, ir a otra).

La labor que me quedaba a mí era la de comparar características, prestaciones y precios de los diferentes modelos. Lo primero, decir que lo que queríamos era un ebook, no un tablet en el que leer libros. Me explico:  hay ebooks con pantalla táctil, wifi,  GPRS, teclado,… pero eso no nos aportaba mucho a nosotros y los encarecían bastante, así que eso descartado.

Al final estábamos entre el Papyre, el cool-er, booq y algún otro. Mirando especificaciones vs. precio, nos decantamos por el booq, ya que los formatos soportados eran similares, la escala de grises también y el resto de funcionalidades parecidas o superfluas. Además el precio era más competitivo.

Una vez en nuestras manos y después de unos cuantos meses, la verdad es que estamos bastante contentos: no pesa nada (he tenido el kindle y parece un piedro a su lado), la lectura no cansa, las baterías aguantan bastante tiempo (más de una semana, usándolo sólo para leer) y sólo hemos tenido problemas con algunos (2, que tenían cosas raras) documentos word, solucionados mediante el (fabuloso) Calibre al convertirlos a epub.

El único problema que veo a los ebooks es que está pasando como con otros aparatos tecnológicos: en lugar de bajar de precio, les añaden funcionalidades que hacen que su (elevado) precio se mantenga. Bueno, y que como siempre, al otro lado del atrlántico están muuuucho más barato, y se sigue con la paridad euro-dólar 1-1.

Próximamente, un poco más sobre los ebooks, los libros en sí y el suicidio que están cometiendo las editoriales, igualito igualito que las audiovisuales.

Categorías:tecnología Etiquetas: ,