Archivo

Posts Tagged ‘niños’

Cuánta razón

04/11/2015 Deja un comentario

Es fácil que si ya os haya llegado este vídeo por algún grupo de esos de “wasa”, pero por si acaso no ha sido así, aquí va.

 

 

 

 

 

 

Spoiler (así que si no quieres desvelar la sorpresa del vídeo, no sigas leyendo)

Esto también va para los profesores, y más con la nueva ley de ¿Educación?: si hay tantas quejas por los deberes que se mandan a los peques, igual es que no se están haciendo las cosas bien, ¿no? Que igual un profesor piensa que pone pocas tareas, porque “sólo” ha mandado hacer 3 ó 4 ejercicios, pero creo que debería saber que no es el único profesor, así que si todos ponen “poquitos” deberes, al final se juntan unos cuantos. Y si ya es semana de exámenes, pues eso, que los pobres niños tienen jornadas laborales de más de 10 y 12 horas.

 

Anuncios
Categorías:hijos Etiquetas: , ,

diabliccionario

08/09/2015 Deja un comentario

Hoy toca una nueva entrada de esta (espero que entretenida) serie. Aunque esta vez los “palabros” son como las fotos del verano de algunas revistas “rosas”: un robado.

Aunque como muchas veces en esos casos, son un robado consentido.

Artritis atmosférica: Inflamación de una articulación después de un golpe o contusión al guarecerse de la fuerte lluvia. Artritis post-traumática. En este caso, tendría mérito acordarse del palabro correcto.

Inglesia: Templo cristiano al que acuden los anglosajones. Iglesia. Esta era fácil.

Categorías:hijos Etiquetas: ,

diabliccionario

29/06/2015 4 comentarios

Volvemos a la carga con este recurrente asunto. Y que suele arrancar siempre alguna sonrisa. Espero.

Bocadilla: Zambullida en el agua que se da a otra persona en broma mientras se está tomando su merienda. Aguadilla.

Intermitente: Persona que envía una carta,paquete,etc.,con su nombre y señas en el remite, pero sólo algunas de las veces. Remitente.

 

Categorías:hijos Etiquetas: ,

diabliccionario

17/06/2015 2 comentarios

Aunque las diablillas van creciendo, por suerte no paran de sorprendernos de vez en cuando.

ruffle: Fusil de procedencia estadounidense de cañón estriado en espiral que se puede utilizar mientras se comen patatas fritas de bolsa. Utilizado en: Apareció un señor con un rufle y quiso dispararnos.

belengüi: Persona con capacidad de hablar varios idiomas mientras escucha canciones de un conocido artista nacional.  Utilizado en: Mi profe habla español e inglés. Es belengüi.

Categorías:hijos, Uncategorized Etiquetas:

lomce: crónica de un fracaso anunciado

10/12/2014 Deja un comentario

Llevamos unos meses desde la puesta en vigor de la nueva ley de educación (y con esta van…) y, espero equivocarme, pero este año en junio va a haber una hecatombe.

Primero, la forma de introducirla ha sido casi la peor que podían hacer: los cursos impares están con el plan nuevo, mientras que los pares con el plan viejo. Así, 1º, 3º y 5º están en la lomce y 2º, 4º y 6º están con la anterior (loe creo que era, que me pierdo con las siglas).

Segundo, para los que están con el plan nuevo es como si hubiesen saltado un curso. Me explico: se les dan conocimientos por supuesto que en teoría tendrían que haber adquirido en cursos anteriores. Pero es que en el plan antiguo no estaban contemplados. Así, por ejemplo, si en el plan antiguo las divisiones se daban en tercero y en el nuevo se dan en segundo, los que empiezan 3º este año se supone que tendrían que saberlas ya. Y el temario viene preparado con esos conocimientos ya adquiridos. Lo que implica que en colegios TODOS los alumnos necesitan clases de refuerzo.

Tercero, los profesores se ven desbordados. Les han cambiado el plan de estudios y tienen que meter los conocimientos en las cabezas de los niños a presión. Sin contar que hasta empezado el curso, los propios profesores desconocían el temario, ya que las editoriales no habían disponido de tiempo para preparar los libros de texto y ejercicios, así que este año, los alumnos (y profesores) de lomce han empezado “a ciegas”.

Cuarto, desde el primer mes de curso se les ha dicho a varios niños que van a repetir. Así, porque sí. Es decir, que hay niños que van a perder un curso porque otras personas no saben hacer su trabajo. Y no dejan hacerlo a quien sabe. (Traducción: los planes de estudios los deciden políticos sin consensuar con educadores. Y así nos va).

Quinto (en relación con el anterior) los niños están desmoralizados. Da pena ver cómo se han cargado las ganas de aprender y la ilusión por acudir al colegio de muchos alumnos. Hay muchos que ven que, por mucho que se esfuercen no pueden cumplir con los nuevos baremos y tiran la toalla. Y esto conlleva a problemas familiares que pueden ser bastante serios.

Sexto, mayor masificación en las aulas, ya que por un lado están cerrando colegios (públicos, claro) y recortando en profesorado y por otro están poniendo más difícil el que los niños pasen de curso, así aumentará el ratio de alumnos. Pero es que además aumentará también el ratio de repetidores.

Resumen: La nueva ley de educación (lomce) va a conseguir los objetivos que estaban en la mente de quienes la han desarrollado (no me cabe en la cabeza otra explicación para el “zurullo” que han perpetrado). La educación pública se va a ver seriamente perjudicada con una mayor desgana por parte de los alumnos, mayor desmotivación, las clases serán más difíciles (un puñado de niños desganados te pueden reventar una clase muy fácilmente), los profesores se verán sobrepasados, mayor fracaso escolar y en definitiva, una educación de peor calidad.

Pero repito, que creo que es lo que quieren: adultos que tengan la cultura y educación suficiente para encender la televisión pero no para analizar lo que les “escupan” desde las ondas.

Jugar así con la educación, con el futuro de los niños y por consiguiente con el futuro del país debería ser considerado ilegal.

Seguro que me dejo algún punto más, pero bueno, como el blog es mío, ya crearé alguna entrada adicional

Categorías:¿donde meto esto? Etiquetas: , ,

Conversaciones con las peques

30/10/2014 Deja un comentario

Ayer, viendo la tele en algún anuncio de esos que ahora (bueno, siempre, pero ahora más destinados a los peques) invaden las televisiones dijeron algo de “lo más preciado”. Nuestra diablilla menor nos preguntó qué quería decir esa frase.

– “Lo más preciado” quiere decir lo que más quieres. Por ejemplo, para mí, lo más preciado sois vosotras.

– Ah… para mí también sois vosotros… Bueno, y el jamón y el chocolate.

– Gracias hija.

Por lo menos nos puso en primera posición.

Y ahora, hablando con la diablilla mayor de sus compis en clase, comentó algo de alguno de ellos:

– ¿Y por qué dijo eso?

– Pues no sé, pero es que la mitad de las veces no entiendo a los chicos.

Bueno, eso que tienes ganado, hija. Nosotros, el 100% de las ocasiones no entendemos a las mujeres 😉

Categorías:hijos Etiquetas: ,

Niños

02/04/2014 Deja un comentario

Estaban todos juntos, de diferentes edades: niños que apenas sabían andar al lado de otros que ya casi debían afeitarse. También compartían el tiempo y el espacio ambos sexos, descubriendo sus cuerpos sin tapujos, sin miedos, sin tabús.

Se reunían en lo que podía llamarse la plaza del pueblo, pero eso era sólo el punto de partida, cuando llegaban todos, salían a ver el mundo, a conocerlo, a recorrerlo y experimentar por sí mismos.

Un día llegó un nuevo adulto, y comenzó a explicar el origen de las cosas, de dónde venían. Pero realmente no eran explicaciones: propalaba axiomas. Supuestas verdades que no admitían razonamientos. Eran porque eran.

Primero, comenzó con verdades que a todos les parecían evidentes. Los muchachos las aceptaron porque eran lo que veían en su día a día. Poco a poco, gracias a su dominio de la retórica, el nuevo instructor consiguió aumentar el alcance de sus silogismos. Algunos de ellos estaban ligeramente “cogidos por los pelos”, y chirriaban en las, hasta ahora, abiertas mentes  de la juventud. Pero, como en el cuento del traje nuevo del emperador, nadie se atrevía a levantar la voz, por miedo a quedar como un inepto. Así, los nuevos conceptos fueron calando en los niños y niñas, y la nueva forma de aprender, que era simplemente aceptar lo que un supuesto maestro superior expresaba, se hizo la forma común de extender los conocimientos.

Pero un día, un niño que no era el más mayor, ni el más joven, ni el más inteligente, ni el más lento, lanzó una pregunta en respuesta a uno de los acostumbrados asertos:

¿por qué?

Y de nuevo, al igual que en el cuento del traje, la pregunta se extendió entre todos los oyentes. Comenzaron a cuestionar lo que habían aprendido. Se preguntaban entre ellos, los mayores ayudando a los pequeños a vencer el temor a cuestionar a un adulto, las mujeres, con cierto punto más de curiosidad, intentando investigar si lo que les habían tratado de inculcar era cierto o no. Y en definitiva, dando la vuelta a todo lo que creían conocer, como hacían antaño.

Cuando el nuevo instructor se percató de lo que estaba sucediendo, reunió a los responsables del pueblo y, de nuevo haciendo uso de sus dotes dialécticas, logró convencer a los que ostentaban el poder que había que reestructurar la forma en la que se formaba a los niños.

Y propuso separarles según edades.

Y propuso segregarles por sexos.

Y propuso dividirles en base a su intelecto.

Y propuso encerrarles en recintos cerrados.

Y consiguió matar el ansia de conocimiento de los pequeños.

Y logró controlar a las nuevas generaciones, creando una cadena de montaje de seres humanos.

 

Para más relatos, pásate por aquí.

Categorías:relato Etiquetas: ,