Archive

Posts Tagged ‘jornada partida’

Jornada intensiva

24/09/2013 Deja un comentario

Vuelvo con el caballo de batalla de post anteriores.

En esta ocasión, para enlazar con una noticia que, aunque no estoy del todo de acuerdo con ella, tira por tierra algunas de las supuestas ventajas que se esgrimían en favor de la jornada intensiva:
El Congreso debatirá cambiar el horario escolar para conciliar.

Eso sí, no hay que tirar cohetes todavía, porque sólo es un debate inicial.

Cuando digo que tira por tierra un argumento a favor de la intensiva es el de “facilita la conciliación familiar”. Sí, en el caso de que alguno de los progenitores no trabaje, los peques pasan más tiempo con su familia… pero claro, eso no es conciliación familiar, porque no hay trabajo con el que conciliar. En el momento en que ambos tengan curro, la jornada intensiva dificulta esa conciliación.

Pero por otro lado, el no estar (del todo) de acuerdo con el argumentario (ahora no, pero el palabro va a existir) es que, al igual que el 90% de los padres que he conocido que están a favor de la jornada intensiva es por su propia comodidad, el pasar de nuevo a la jornada partida es por los problemas laborales de los adultos. Como siempre, los “menos consultados” y a los que menos se tiene en cuenta es a los peques. Y la forma de conciliación que se busca no es intentando acortar las horas laborales si no alargando (con extraescolares y demás) las colegiales.

Pero por lo menos es un paso en lo que muchos pensamos que es la dirección correcta.

Jornada Intensiva

14/05/2013 6 comentarios

Es definitiva.

Antes de nada, aviso: me tengo que morder la lengua (en este caso los dedos) para no poner todo lo que me pasa por la cabeza. No quiero que nadie salga mal parado. Continúo.

En el colegio de las diablillas ya han puesto los horarios para el curso que viene y… sí, han preferido el bienestar de algunos a la mejora en la educación de los niños: jornada intensiva.

Así, el horario queda de 9:00 a 14:00.  De 14:00 a 16:00 es el comedor y de ahí en adelante, extraescolares, servicio de acogida hasta las 16:30 (si lo implantan)…

Unos apuntes que nos rondan por la cabeza a algunos padres. (Si alguien del colegio entra por aquí, -que me consta que alguien ha entrado- y pudiera aclararlo sería una gran ayuda)

– Hasta ahora, las fiestas como carnaval se celebraban a última hora, por la tarde. A partir de ahora, ¿cuándo se harán? ¿Se han dado cuenta de que hay gente que -por suerte- seguimos trabajando? Y claro, no es lo mismo decir en el trabajo que sales una hora antes a pedir mínimo 3.

– Hasta ahora, la “socialización” de las familias se efectuaba a las 16:30 al salir TODOS a la vez. Y actos como por ejemplo las invitaciones a cumpleaños (que se ha pedido que no se efectúen en clase) se realizaban en ese momento. ¿Cuándo van a hacerse ahora si no coincidimos?

– Cuando había una fiesta o un cumpleaños, muchas veces teníamos que ponernos de acuerdo varios padres para traer comida, bebida y/o utensilios. ¿Cómo nos vamos a poner de acuerdo ahora? ¿Va el colegio a facilitar los teléfonos de otros padres?

– En las presentaciones de las bondades de la jornada intensiva el colegio siempre aseguró que iba a organizarse un servicio de acogida de 16:00 a 16:30 para que el horario al final fuese el mismo. Ahora, al publicar los horarios definitivos “se les ha olvidado” este detalle. Nos imaginamos que se encargará el AMPA, pero ¿tanto les costaba preocuparse un poco de las repercusiones del cambio de horario? ¿o es que como ya lo han conseguido les importan una piiiiii miiiiiii las necesidades de las familias?

Por cierto, y para acabar sin encenderme más (he borrado texto al releerlo más calmado), que digan de los padres que optamos por no votar que  “esta actitud me parece una auténtica manipulación.” (no voy a poner enlace al blog, pero si se busca el texto entrecomillado en google, sale), o que no le parece “justo ni democrático” (hombre, como a Lasquetty la consulta sanitaria) y que nuestra actitud es antidemocrática, me parece muy fuerte, y más viniendo de una parte que ha conseguido el resultado deseado de manera (presuntamente, se está investigando) no muy limpia. Porque además, en una actitud tremendamente paternalista, preocupándose por nuestros hijos más que nosotros mismos, dice que pensamos así porque no tenemos experiencia y nuestros retoños son pequeños, pero que cuando crezcan, lo agradeceremos.

 

Horario escolar

22/04/2013 Deja un comentario

Y seguimos con el tema de la jornada intensiva.

Nuevos detalles sobre esta (nueva) forma de cargarse la educación pública:

– En algunos colegios donde se ha implantado han eliminado los comedores alegando el poco uso. Para los alumnos que sí que lo necesitaban, lo que han hecho ha sido juntar varios colegios de la zona y mediante lanzaderas, que todos comiesen en el mismo centro. En el nuestro se aseguró que el comedor iba a continuar, pero claro, los directivos de estos centros que he comentado seguro que esgrimen la justificación de que “el servicio de comedor se sigue facilitando”.

– En un colegio en el que ya se había implantado la intensiva, se está pidiendo por parte de padres y algunos profesores volver a la jornada partida, ya que los alumnos, especialmente los más pequeños, llegan reventados a las últimas horas de la mañana (o directamente no llegan y se duermen en clase)

– En relación de lo anterior: en otro (no sé si en más, tengo constancia de uno) colegio con intensiva, los pequeños de 3 años no llegaban a las 14:00 despiertos. Y luego ni comían ni había forma de sacarles. Se optó por dejarles dormir la siesta de 13:00 a 14:00 (es decir, pierden una hora más, que vale que son pequeños, pero se ha jurado y perjurado por activa y por pasiva que el cambio de horario no suponía, en ningún caso, que disminuyesen las horas lectivas). Ahora, para cuando se despiertan, desperezan y demás, casi se les pasa la hora de comida: comen peor, tarde, de mala gana.

– En un colegio de Leganés (creo que el único, porque este año ha habido una explosión de solicitudes de intensiva) no se ha  iniciado el proceso de cambio de jornada porque LOS PROFESORES consideran que, a pesar de que a ellos les vendría mejor (mejor horario), para los alumnos es perjudicial.

– Cada vez en más centros escolares están descubriendo a niños que la única comida caliente y decente que hacen al día es la del comedor (tienen becas). Con la jornada intensiva se reducen (más) las ayudas, porque ya no hay clase por las tardes. El problema del desnutrición va a agravarse. Y el de malnutrición de la juventud, también: las empresas que proveen el servicio de comedor tienen (por ley) que ofertar un menú variado y con las calorías, hidratos y proteínas controlados. Me gustaría ver cuántos de los padres/madres que a partir del año que viene van a dar de comer a sus hijos en casa tienen este control.

– Los partidarios del sí (por lo visto en el nuestro y en otros colegios) son muy insolidarios: dejando de lado que para los niños es perjudicial, según la mayoría de los estudios que no están patrocinados por sindicatos de profesores, la opinión mayoritaria de los padres es: así me ahorro un par de viajes.  Muy bien, hipotecas la educación de tus hijos por no andar unos metros más al día. Y son como hooligans: o estás conmigo o estás contra mí.  Y son capaces de “cualquier cosa” con tal de conseguir su objetivo.

Como se puede ver, son todo “ventajas”. Aunque claro, nada equiparable al “es que así tienen más tiempo para hacer los deberes”. Sí, claro. Como los profesores nos aseguran que por las tardes después de comer es imposible sentarse con ellos a hacer nada, que están cansados, que no rinden,… entonces seguro que en casa tienen unas ganas tremendas de hacer los deberes. Que por otro lado, y como ya comenté por aquí, en los colegios con intensiva aumenta la carga de tareas para casa. Alegría.

Categorías:hijos Etiquetas: , ,

Jornada Intensiva NO

12/04/2013 4 comentarios

En Leganés ya se han realizado las votaciones en unos cuantos colegios para pasar de la jornada partida a la intensiva.

El resultado es desigual, y en algunos se ha conseguido parar el proceso de cambio de horario. (Lo siento por los que sí cambian)

Pero por lo visto en las actas de los que han tenido la mala suerte para los niños de cambiar a la intensiva, he visto que es más fácil impedir la modificación ABSTENIÉNDOSE que votando que NO.

Obviamente, lo mejor sería que votase todo el censo, ya que en ese caso en casi ningún colegio se habrían alcanzado los 2/3 necesarios para el cambio, presuponiendo que, como parece lógico, los partidarios de la jornada intensiva han votado en su mayoría. Pero como los partidarios del horario partido nos hemos dividido entre votar NO y no votar, y teniendo que basarse en predicciones ya que es imposible conocer la intención de voto del 100%, parece más asequible parar el proceso no acudiendo a votar.

Así que, para los que tengan que votar en su colegio en breve y opten por continuar con la jornada partida, corred la voz y NO VOTÉIS.

Jornada Intensiva

05/04/2013 5 comentarios

Hace tiempo que he dejado de llevar cascos en el transporte público. Y no, no es porque me haya pasado al bando de los canis y ahora lleve la música del móvil a tope molestando a los demás. Es simplemente que ahora no llevo ná. Y claro, eso te permite escuchar las conversaciones de los sufridos compañeros usuarios del metro.

Y ayer, las personas que tenía al lado estaban hablando de algo que está en boca de muchos padres últimamente: en el colegio a donde mandan a sus hijos iban a votar sobre la jornada partida – jornada intensiva. Y comentaron lo siguiente:

– A los únicos que beneficia al 100% es a los profesores.

– Otra parte beneficiada son los padres que llevan a comer a sus hijos a casa por no trabajar. Pero claro, no porque ahora, circunstancialmente estén en el paro, si no porque han decidido no trabajar.

– Para los niños es perjudicial o, cuando menos, no es beneficioso. Llegan a las últimas horas muy cansados.

– En un colegio de la región (no dijeron el nombre) ante el tremendo cansancio de los más peques en la última hora (de 13:00 a 14:00) habían optado por hacer siesta. Antes de comer. Con lo que muchos llegaban a la comida adormilados y comían peor. Y además, les quitan una hora lectiva.

Los primeros 3 puntos son lógicos y conocidos por todos. El último me parece que nos da la razón (de nuevo) a los que defendemos la jornada partida.

Por otro lado, ante la votación en el colegio de las diablillas (Miguel Hernandez de Leganés) en poco más de una semana, los miembros del colegio que se pueden permitir el lujo de hacer “estas cosas” han colgado, por lo menos, 3 pancartas haciendo propaganda electoral para que acudamos todos a votar, porque es muy importante que expresemos nuestra opinión.  Y eso está bien y es cierto si añadimos un ligero matiz: generalmente y por el ejemplo de otros colegios en los que ya se ha realizado la votación, una participación media o media-alta (como ya comenté en un post anterior) favorece la opción de la jornada intensiva.

Así que, como ya he dicho anteriormente: si no quieres la jornada intensiva (entre otras razones, porque NO es beneficiosa para los niños) no acudas a votar.

Por cierto, en otro colegio de Leganés (creo que el Carmen Conde) ante la votación y la charla “explicativa” impartida por el colegio, algunos padres se han organizado para dar una charla sobre los perjuicios de la jornada intensiva, con la colaboración de alguien que está metido en esos temas (creo que un catedrático de educación, o algo similar).

Nuevos apuntes sobre la Jornada Intensiva

23/03/2013 Deja un comentario

Como ya he dicho anteriormente en otras entradas, en la orden 502/2013 del 25 de Febrero (publicada en el BOCM del 5 de Marzo) se regula el procedimiento para el cambio de tipo de jornada en los colegios, ya que en la anterior, (la Orden 11994/2012) habían hecho una chapuza y no habían dejado claro cómo debía realizarse dicho cambio.

Como queda ahora, deben votar el 66% del censo, y la medida debe ser aprobada por el 66% de los votos. (Por eso, por lo de las 2/3 partes de participación es preferible no acudir a votar si optas por no cambiar). El problema viene desde el sindicato ANPE, que tiene pensado recurrir esos términos ya que consideran que “El que obliguen a votar a dos tercios para que sirva la consulta es un requisito inabarcable“. Además, añaden que se contradice el artículo 67 de la LOCE, en la que se indica que los propios centros tienen autonomía organizativa. Que no entiendo qué tiene de contradictorio que los centros puedan organizarse como prefieran con pedir la opinión de los padres que forman parte de ese mismo centro. Pero claro, con esas condiciones les resultará más difícil salirse con la suya e implantar la mejora laboral a sus afiliados.

Parece ser que también CCOO-UGT planean recurrir la orden, puesto que se contradice a sí misma y con otras de rango superior. Eso sí, no han dado pistas sobre las contradicciones. Por si acaso.

En la nueva orden también se incluye un procedimiento por el que, 2 años (ahora parece que son 3) después del cambio, se puede volver “pa’trás” si no ha dado los frutos que prometía. Sólo veo dos pequeños inconvenientes:

  • Se formará un comité para evaluar si los resultados cumplen las expectativas. Cada vez que oigo que “se va a formar un comité”, echo a temblar. Todavía no he visto ni un comité (ni político ni en las empresas por las que he pasado) que haya solucionado algo. Y, por otro lado, ¿qué expectativas? ¿quién ha definido estas expectativas? ¿cómo se miden? Al no definir objetivos, es difícil cumplirlos… o no cumplirlos, dependiendo de lo que convenga en cada caso.
  • no será necesaria una nueva votación, bastará con la decisión del Consejo Escolar. Pero teniendo en cuenta que el mismo Consejo decidió 2 años antes el cambio de jornada y para ellos la vuelta atrás supondría un empeoramiento en sus condiciones laborales, lo veo complicado.

Para continuar, me gustaría rebatir un argumento que se esgrime para convencer de las bondades del sistema de jornada intensiva: en otros países de Europa es lo más extendido (que por otro lado, es falaz: en otros países cocinan con mantequilla, luego será más sano que el aceite de oliva, ¿no?). Lo malo es que suelen decirlo sin más, sin aportar datos para corroborarlo, y claro, en cuanto te pones a escarbar un poco, ves la verdad:

La JP [jornada partida] es también la más extendida en Europa (FAPA, 2011). Lo es incluso en los países escandinavos, con menos horas de luz a lo largo de todo el año (eso sí, el período de la comida no suele exceder la hora y media de duración). En Grecia y Portugal, la jornada es continua, pero no por motivos pedagógicos, sino por la necesidad de establecer dos turnos (uno de mañana y otro de tarde) por la falta de centros escolares.

Antonio Tinajas Ruiz (Catedrático de Enseñanza Secundaria)

(muy recomendable la lectura, para informarse -de verdad- del asunto)

Es decir, que lo normal es la jornada partida. Incluso en Alemania, que “gozaban” de la jornada intensiva, después de los malos resultados en los últimos años están optando por un modelo de jornada partida. Claro, eso sin contar con que, en el resto de países “civilizados” de Europa la conciliación laboral-familiar está bien vista y promovida tanto desde el Gobierno como desde las empresas. Como en España, vamos.

 

Y un último apunte, que lo dejo para el final porque me ha llegado por “radio macuto”, pero desde dos fuentes diferentes. Eso sí, al buscar información por ahí, no he visto nada. A lo que voy, la noticia bomba:

en 2 años, la jornada intensiva será obligatoria (o la considerada como ordinaria) en la Comunidad de Madrid

Lo que no sé, porque como he dicho me he enterado de oídas, es si se podrá solicitar el cambio a la jornada partida, como se hace ahora a la inversa. Eso sí, obviamente sólo para los colegios públicos. Los concertados y privados estarán exentos del cumplimiento del nuevo horario.

Jornada Intensiva – Partida

22/03/2013 4 comentarios

Hoy me han enviado una publicación de una carta de un padre de Leganés.

http://www.arroyoculebro.com/2013/03/carta-de-un-padre-en-contra-de-la-jornada-continua-en-los-colegios-del-barrio/

En ella defiende con argumentos la jornada partida. Cosa que no suelo ver a la parte contraria, o al menos no utilizan argumentos “válidos”. Sí, digo que no son válidos, porque por ejemplo, en el colegio de las diablillas ya he notado la modificación que ha habido desde las primeras reuniones en las que se afirmaba que estaba comprobado que el cambio era beneficioso a ahora, en las que se dice que creen y esperan que el cambio sea positivo.

Que por cierto, me hace gracia cómo se intenta manipular con el lenguaje y con ciertas acciones. No sé si a propósito o es el subconsciente quien traiciona, pero por ejemplo, en la charla que hubo ayer en el colegio repitieron algunas de las consignas de las anteriores reuniones:

  • “lo importante es que todos participemos en la votación”,” lo importante es que todos digamos lo que queramos, sea a favor o en contra”. Claro, lo importante es que la gente vote, para que se alcance el mínimo de 2/3 del censo para que se considere válida. Pues no. Porque en esta votación en concreto, al no votar ya te estás posicionando en contra. Así que es una forma de participación.
  • “por un lado tenemos la jornada continua, donde se agrupan las clases en horario de mañana y por otro tenemos la jornada partida, donde se rompe el ritmo de las clases…” Hombre, expuesto así, parece mucho mejor la jornada continua, ¿no? Porque a ningún padre le interesa “romper el ritmo de las clases” de sus hijos. Aunque claro, si en lugar de decirlo así, lo contamos como “por un lado está la jornada intensiva, en la que se juntan todas las horas antes de comer, sin casi descanso, y por otro lado tenemos la jornada partida, en la que se dispone de más tiempo para oxigenarse entre clases” parece que la cosa cambia, ¿no?

y es que por mucho que los profesores digan ser imparciales, es imposible: No puedes ser imparcial ante una acción que provoca una mejora sustancial en tu jornada laboral.

Y eso es algo que desde Educación tienen muy en cuenta: por un lado, les bajamos sueldos, les metemos más horas, les quitamos suplencias, les reducimos el número de profesores, … pero por otro les facilitamos todo lo posible la jornada intensiva (sí, me niego a llamarla continua), como el caramelito después de unos palos. Y así, por un lado, les tenemos contentos y por otro nos vamos cargando poco a poco la educación pública y facilitamos las cosas a nuestros amigos de las concertadas y privadas. (sí, casi ningún colegio concertado y ningún colegio privado han solicitado el cambio, mientras que la mayoría de los públicos sí: en la comunidad de Madrid, hasta primeros de Marzo del 2013, 144 colegios públicos frente a 12 concertados. ¿casualidad, no lo creo?)

Luego, algo que he oído a algunos padres es: si se cambia el horario y algunos padres no lo quieren, que cambien a sus hijos de colegio. Pero eso tiene fácil respuesta: Si ya hay colegios con jornada intensiva, y si es tan buena, ¿por qué no los cambias tú ahora, y así tus hijos disfrutarían ya de los beneficios y no te arriesgas a que en la votación se opte por continuar con la jornada tradicional?

Para terminar, un pequeño cálculo a modo de muestra visto aquí:

Censo: 705

Votos: 449 (63.68%)

Pro-Intensiva: 353

Pro-Tradicional: 96

Con estas cifras, más de un 78% de los votantes querían el cambio. Y se habría realizado de no quedar la votación invalidada porque el número de votos no llegó a 66% necesario.

Conclusión: Si no quieres cambio de jornada NO VOTES!!!