Inicio > hijos > Horario escolar

Horario escolar

Y seguimos con el tema de la jornada intensiva.

Nuevos detalles sobre esta (nueva) forma de cargarse la educación pública:

– En algunos colegios donde se ha implantado han eliminado los comedores alegando el poco uso. Para los alumnos que sí que lo necesitaban, lo que han hecho ha sido juntar varios colegios de la zona y mediante lanzaderas, que todos comiesen en el mismo centro. En el nuestro se aseguró que el comedor iba a continuar, pero claro, los directivos de estos centros que he comentado seguro que esgrimen la justificación de que “el servicio de comedor se sigue facilitando”.

– En un colegio en el que ya se había implantado la intensiva, se está pidiendo por parte de padres y algunos profesores volver a la jornada partida, ya que los alumnos, especialmente los más pequeños, llegan reventados a las últimas horas de la mañana (o directamente no llegan y se duermen en clase)

– En relación de lo anterior: en otro (no sé si en más, tengo constancia de uno) colegio con intensiva, los pequeños de 3 años no llegaban a las 14:00 despiertos. Y luego ni comían ni había forma de sacarles. Se optó por dejarles dormir la siesta de 13:00 a 14:00 (es decir, pierden una hora más, que vale que son pequeños, pero se ha jurado y perjurado por activa y por pasiva que el cambio de horario no suponía, en ningún caso, que disminuyesen las horas lectivas). Ahora, para cuando se despiertan, desperezan y demás, casi se les pasa la hora de comida: comen peor, tarde, de mala gana.

– En un colegio de Leganés (creo que el único, porque este año ha habido una explosión de solicitudes de intensiva) no se ha  iniciado el proceso de cambio de jornada porque LOS PROFESORES consideran que, a pesar de que a ellos les vendría mejor (mejor horario), para los alumnos es perjudicial.

– Cada vez en más centros escolares están descubriendo a niños que la única comida caliente y decente que hacen al día es la del comedor (tienen becas). Con la jornada intensiva se reducen (más) las ayudas, porque ya no hay clase por las tardes. El problema del desnutrición va a agravarse. Y el de malnutrición de la juventud, también: las empresas que proveen el servicio de comedor tienen (por ley) que ofertar un menú variado y con las calorías, hidratos y proteínas controlados. Me gustaría ver cuántos de los padres/madres que a partir del año que viene van a dar de comer a sus hijos en casa tienen este control.

– Los partidarios del sí (por lo visto en el nuestro y en otros colegios) son muy insolidarios: dejando de lado que para los niños es perjudicial, según la mayoría de los estudios que no están patrocinados por sindicatos de profesores, la opinión mayoritaria de los padres es: así me ahorro un par de viajes.  Muy bien, hipotecas la educación de tus hijos por no andar unos metros más al día. Y son como hooligans: o estás conmigo o estás contra mí.  Y son capaces de “cualquier cosa” con tal de conseguir su objetivo.

Como se puede ver, son todo “ventajas”. Aunque claro, nada equiparable al “es que así tienen más tiempo para hacer los deberes”. Sí, claro. Como los profesores nos aseguran que por las tardes después de comer es imposible sentarse con ellos a hacer nada, que están cansados, que no rinden,… entonces seguro que en casa tienen unas ganas tremendas de hacer los deberes. Que por otro lado, y como ya comenté por aquí, en los colegios con intensiva aumenta la carga de tareas para casa. Alegría.

Anuncios
Categorías:hijos Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: