Inicio > relato > Patitos

Patitos

Érase una vez una mamá que tenía cinco patitos.
Un día, los patitos salieron de casa.

Cinco patitos fueron a pasear, y en el campo se pusieron a jugar.

La mamá se quedó en casa haciendo la comida. A la hora de cenar la mamá les llamó para que volviesen

Mamá pato a sus hijos llamó: “Cuac, cuac, cuac, cuac” desde casa les gritó.

Los patitos oyeron a su mamá, y volvieron a casa corriendo.

Cinco patitos oyeron a mamá, pero uno no pudo llegar. Cuatro patitos volvieron a cenar.

Mamá pato, al ver que sólo había cuatro patitos, se preocupó. Estaba triste porque había perdido uno. Pero como los otros patitos querían cenar, pronto se olvidó.
Al día siguiente:

Cuatro patitos fueron a pasear, y en el río se pusieron a nadar.

La mamá se quedó en casa lavando la ropa. A la hora de cenar la mamá les llamó para que volviesen

Mamá pato a sus hijos llamó: “Cuac, cuac, cuac, cuac” desde casa les gritó.

Los patitos oyeron a su mamá, y volvieron a casa corriendo.

Cuatro patitos oyeron a mamá, pero uno no pudo llegar. Tres patitos volvieron a cenar.

Mamá pato, de nuevo se preocupó porque hoy faltaba otro patito. Estaba triste porque había perdido otro. Pero como los otros patitos metían mucho ruido, pronto se olvidó.

Al día siguiente:

Tres patitos fueron a pasear, y en el árbol se pusieron a trepar.

La mamá se quedó en casa limpiándola. A la hora de cenar la mamá les llamó para que volviesen

Mamá pato a sus hijos llamó: “Cuac, cuac, cuac, cuac” desde casa les gritó.

Los patitos oyeron a su mamá, y volvieron a casa corriendo.

Tres patitos oyeron a mamá, pero uno no pudo llegar. Dos patitos volvieron a cenar.

Mamá pato, estaba muy preocupada porque otro patito no había vuelto. Estaba muy triste. Pero como los otros patitos querían jugar, pronto se olvidó.

Al día siguiente:

Dos patitos fueron a pasear, y en el cielo se pusieron a volar.

La mamá se quedó en casa cosiendo la ropa. A la hora de cenar la mamá les llamó para que volviesen

Mamá pato a sus hijos llamó: “Cuac, cuac, cuac, cuac” desde casa les gritó.

Los patitos oyeron a su mamá, y volvieron a casa corriendo.

Dos patitos oyeron a mamá, pero uno no pudo llegar. Un patito volvió a cenar.

Mamá pato, estaba muy preocupada ya que sólo quedaba un patito. Estaba tristísima. Pero como el patito que quedaba quería irse a dormir con ella, pronto se olvidó.

Al día siguiente:

Un patito fue a pasear, y en el parque se puso a columpiar.

La mamá se quedó en casa haciendo un pastel. A la hora de cenar la mamá le llamó para que volviese

Mamá pato a su hijo llamó: “Cuac, cuac, cuac, cuac” desde casa le gritó.

El patito oyó a su mamá, y volvió a casa corriendo.

Un patito oyó a mamá, pero el pobre no pudo llegar. Ningún patito volvió a cenar.

Mamá pato, al ver que no volvía ninguno se asustó mucho, y decidió salir a buscarlos a todos.
Fue al parque y vio un patito. Y se animó.
Voló y descubrió a otro. Y se puso más contenta.
Trepó al árbol y bajó al tercero. Y ya no estaba triste.
Nadó en el rió y rescató al cuarto. Y se alegró mucho.
Buscó en el campo y encontró al quinto. Mamá pato estaba muy feliz.
Y todos volvieron a casa a cenar el rico pastel que había hecho mamá pato.

Cinco patitos van a cenar, y todos juntos se acostarán.

(cuento basado, ligeramente, en uno que nos contaron en el parque de bolas. Para muy peques y cantando las cursivas, claro que en el blog no he podido poner la canción, así que la tonadilla la dejo a la elección del narrador)

Anuncios
Categorías:relato Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: