Inicio > Visto por ahí > Entrevistas de Trabajo

Entrevistas de Trabajo

Enredando por ahí he visto esta entrada en un blog:

Hola hamijos, Soy ingeniero de teleco y el año pasado acabé un MBA. Desde mayo he estado buscando trabajo y al final he conseguido colocarme en enero de este año. Por el camino he hecho unas cuantas entrevistas con empresas grandes y pequeñas, consultoras, multinacionales, etc. No se vosotros, pero yo ya he visto en mas de cien mil sitios las típicas listas con consejos de lo que no se debe hacer nunca en una entrevista de trabajo: No llegar tard … Read More via ithinkdeque

Y es que es verdad que muchos sacan listas acerca de las obligaciones de los que buscamos curro, pero parece que los entrevistadores tienen carta blanca para hacer lo que les venga en gana. A nosotros nos aconsejan que no lleguemos tarde, que vayamos con ropa “elegante”, que nos comportemos como si la entrevista fuese con el rey, y en cambio nos suelen tratar como “apestados”, como si el que nos incorporásemos a su empresa fuese un favor que nos hicieran, cuando realmente si nos contratan es para ganar dinero con nosotros, así que el favor se lo hacemos nosotros a ellos.
El caso es que, a raíz de lo que comenta el artículo que he enlazado antes, quería añadir alguna cosilla de las entrevistas que he hecho para buscar curro. Por suerte, las veces que he ido a una entrevista es porque quería cambiar de trabajo, no porque estuviese en el paro, así que la perspectiva es algo diferente.

Para empezar, lo de hacer esperar. Lo odio. Procuro ser siempre puntual, y si está en mi mano, prefiero esperar a que me esperen. No sé, creo que es una mínima muestra de respeto por la persona con la que estás citado. Por eso, como suelo llegar pronto a los sitios, estoy acostumbrado a esperar. Pero no quita que pasado un tiempo prudencial, me repatee los higadillos tener que perder MI tiempo porque alguien no sabe gestionar el suyo, o porque quiere quedar como importante, haciendo ver que tiene tanto trabajo que no puede atenderte a la hora señalada. A todos nos surgen imprevistos, pero tenerme, como me ha pasado en alguna ocasión, una hora esperando y luego no disculparse es de impresentables.

Otra cosa importante, a mi parecer, es la coherencia. Para explicarlo, pongo un caso real que me ocurrió hace algún tiempo. Voy a una entrevista, para solicitar un puesto de Aanalista. Tengo cierto tiempo de experiencia (más que suficiente) en un puesto de las mismas características, pero el entrevistador me dice que no, que llevo poco tiempo. Que no sabe qué exigencias tan bajas tendría en el anterior puesto de trabajo, pero que aquí hay que “currárselo” más. Vale. Como tampoco me dio muy buena espina, no insistí ni nada. Al de 2 semanas (sí, 14 días) me llama, diciéndome que ha salido un puesto Gestor de Proyectos / Coordinador de un grupo de Trabajo, y que si me interesaba. Como ya tenía un curro y como he puesto antes no me dio buen rollo en la entrevista, le pregunté: “Entonces, ¿hace  2 semanas no tenía experiencia para un puesto más bajo y ahora sí la tengo para estar arriba del todo?”. Balbuceó un poco y desvió el tema sin contestar la pregunta. Añadí: “Gracias por tenerme en cuenta para el puesto, pero con esta muestra de profesionalidad, su empresa no me parece la adecuada para mí.” Por suerte no acepté el trabajo. Tiempo después pude ver que ese personaje había puteado a todos los que estaban a su cargo, llegando incluso al tema económico (haciendo de intermediario entre cliente y subcontratados, quedándose con parte del dinero que tenía que llegar íntegro a los trabajadores).

Por ahí se ve mucho que es mejor no criticar a empresas por las que hemos pasado. Vale, lo mismo se aplica a los entrevistadores. Si te digo que vengo de la empresa X, no me digas algo así como “no, no me suena, será una empresa muy pequeña sin importancia, no? No tendréis clientes importantes.”. O, como en el caso anterior, pongas en duda la profesionalidad de mis anteriores compañeros / jefes. Si yo no lo hago, que he estado años con ellos, ¿quién te crees que eres para criticar a gente que ni conoces ni sabes cómo trabaja?

Sé que entrevistar a gente puede ser algo tedioso, pero por favor, no juegues con el móvil ni mandes mensajes de texto mientras me haces preguntas distraído sin atender a mis respuestas. Igual eso en casa te sirve para esquivar las conversaciones con tu mujer mientras ves la tele, pero por favor, que me estás entrevistando!!!

¿Tanto te cuesta leer, aunque sea 5 minutos antes de la cita  siquiera por encima, el curriculum? ¿Por qué preguntas cosas que están ya contestadas tanto en el cv, como en la solicitud, como en la carta de presentación? ¿Por qué te sorprendes cuando te cuento algo que tienes escrito delante de tus ojos? Si al entrevistado se le pide que muestre algo de interés informándose de antemano sobre la empresa, por favor, quid pro quo.

Cuando pasas de un entrevistador a otro… ¿tan complicado es pasarse de uno a otro las notas y/o información recogida? Caso real:  estoy en mi empresa, sin proyecto. Me entrevistan para una oportunidad en un cliente. Me preguntan si sé configurar A con B. Les digo que he trabajado con A y con B, pero juntos no. Vale, pasa pa’lante. Siguiente entrevistador: ¿sabes configurar A con  B? No, he trabajado con ambos, pero por separado. Vale, vete al cliente. En el cliente: ¿Sabes configurar A con B? No, he trabajado con ambos por separado, pero juntos no. ¿Entonces por qué estás aquí? La respuesta me salió de dentro: pues eso mismo me pregunto yo, porque a las 3 personas que me han preguntado les he contestado lo mismo que a usted. Les debí caer bien porque me quedé una temporadilla por ahí, “desfaciendo entuertos”. Y sí, logré configurar A con B.

Por hoy, esto es todo, que tampoco quiero atosigar con un churro que no me lo leería ni yo. Si me quedan ganas y neuronas, otro día seguiré.

Anuncios
Categorías:Visto por ahí Etiquetas: ,
  1. 15/02/2011 en 11:11

    Muy bueno Gorka! Y es que hay cada capullo haciendo entrevistas de trabajo. Las hago hasta yo 🙂

    Yo también pienso que a las entrevistas hay que ir con respeto pero sin miedo ni sumisión, si alguien te está entrevistando es porque te necesita y espera obtener un beneficio de tu trabajo.

    Un abrazo.

  2. 15/02/2011 en 14:11

    Frente a eso yo he tenido una revancha (o venganza): ver cómo la empresa del entrevistador venía a vendernos algo para mi empresa y yo darle el contrato a otra empresa. ¿No se dan cuenta ciertas empresas que su trato se puede volver en su contra y que el que ellos rechazan puede ser su futuro jefe?

  3. 15/02/2011 en 14:46

    Es una cuestión de mutuo respeto. el entrevistador no es más por estar a ese lado de la mesa.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: