Inicio > tecnología > ebooks y ebook-reader

ebooks y ebook-reader

Desde hace un tiempo tenemos un ebook en casa. Se lo regalé a mi MR por su cumpleaños y voy a comentar un poco, por si habéis pensado en comprar uno, lo que he visto antes y después de la adquisición.

Primero, decir que en casa solemos leer bastante. Especialmente MR, que puede zamparse dos libros al mes sin muchas dificultades. Así, el número de libros en casa crecía de forma alarmante, con lo que las (escasas) estanterías habían pasado de ser un agradable elemento visual decorativo a un amontonamiento de ejemplares buscando los reducidos huecos libres. Además, a pesar de que las ediciones de bolsillo suelen tener un precio asequible, ni todo lo sacan en estas ediciones ni muchas valen lo que cuestan (15€ o más por un libro con papel de poca calidad y pasta blanda me parece abusivo).

Así, la decisión estaba más o menos clara: los ahorros que nos suponían, tanto de espacio como de dinero iban a ser importantes. Ahora sólo quedaba ver los diferentes modelos.

Lo primero que me llamón la atención es que al pasar de página, la pantalla, para “repintarse” hace un parpadeo que puede resultar al principio un poco chocante y molesto. Se lo comenté a MR pero ella ya lo sabía de verlos en el tren, así que eso no era un problema (recomiendo encarecidamente ver uno en funcionamiento antes de comprarlo, y si en la tienda no nos lo muestran, ir a otra).

La labor que me quedaba a mí era la de comparar características, prestaciones y precios de los diferentes modelos. Lo primero, decir que lo que queríamos era un ebook, no un tablet en el que leer libros. Me explico:  hay ebooks con pantalla táctil, wifi,  GPRS, teclado,… pero eso no nos aportaba mucho a nosotros y los encarecían bastante, así que eso descartado.

Al final estábamos entre el Papyre, el cool-er, booq y algún otro. Mirando especificaciones vs. precio, nos decantamos por el booq, ya que los formatos soportados eran similares, la escala de grises también y el resto de funcionalidades parecidas o superfluas. Además el precio era más competitivo.

Una vez en nuestras manos y después de unos cuantos meses, la verdad es que estamos bastante contentos: no pesa nada (he tenido el kindle y parece un piedro a su lado), la lectura no cansa, las baterías aguantan bastante tiempo (más de una semana, usándolo sólo para leer) y sólo hemos tenido problemas con algunos (2, que tenían cosas raras) documentos word, solucionados mediante el (fabuloso) Calibre al convertirlos a epub.

El único problema que veo a los ebooks es que está pasando como con otros aparatos tecnológicos: en lugar de bajar de precio, les añaden funcionalidades que hacen que su (elevado) precio se mantenga. Bueno, y que como siempre, al otro lado del atrlántico están muuuucho más barato, y se sigue con la paridad euro-dólar 1-1.

Próximamente, un poco más sobre los ebooks, los libros en sí y el suicidio que están cometiendo las editoriales, igualito igualito que las audiovisuales.

Anuncios
Categorías:tecnología Etiquetas: ,
  1. ismael
    05/11/2010 en 09:28

    Jo yo estoy apunto de comprarme uno pero no me termino de atrever, de donde sacas los libros en castellano?
    A mi me llama mucho el Kindle, pero la verdad es que no he ido a verlos fisicamente, bueno el kindle está chungo verlo si no te lo deja alguien.

  2. 05/11/2010 en 20:24

    Pues conseguirlos “legalmente” es bastante complicado, y más caro en muchos casos que las ediciones de papel. Pero hay por ahí muchos sitios donde puedes conseguir casi cualquier título. Entre otros, en la “mula”.
    Lo del kindle, yo lo he tenido en las manos y me parece demasiado armatoste. Prefiero algo más ligero, pero eso ya son gustos. Lo que sí te digo es que los pruebes antes, porque hay algunos que el manejo no es nada intuitivo y puedes acabar de ellos hasta las narices antes de llegar a acostumbrarte.

  3. Javier
    10/11/2010 en 09:57

    Cógelos de “Libranda” que así además es legal. Como ellos….
    http://www.franontanaya.com/2010/11/09/libranda-usando-imagenes-con-marcas-de-agua/

  4. 10/11/2010 en 10:20

    Eso es un “Zas en toda la boca!!” Y lo demás son tonterías, jejeje

  1. 13/11/2010 en 15:40

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: