Archivo

Posts Tagged ‘trampa’

Avispas

18/07/2011 4 comentarios

(Antes de nada, quiero dejar claro que en la redacción de este post no se ha maltratado a ningún animal.)

No me caen nada bien. Bueno, realmente las tengo bastante tirria. Son los animales más pesados que te puedes encontrar (a parte de los cuñados) y que siempre vienen a molestar cuando estás comiendo (como los cuñados).

Hace poco, un par de semanas, estábamos en un parque, las peques jugando en los columpios y de repente la diablilla menor se pone a llorar y chillar. No se había caído ni nada, así que no sabíamos qué la había pasado. Y claro, tampoco es que ella nos pudiera contar mucho. El caso es que la había picado una avispa. O mordido, que las jodías no son “nobles” como las abejas, que se mueren al clavar el aguijón. Las muy jodías muerden, te meten un poco de veneno y siguen tan contentas. Jodías.

Mientras estábamos calmando a la peque, se puso a gritar la mayor. Que la habían picado. Pensábamos que era un poco paripé, porque estábamos haciendo caso a la diablilla menor, pero no, la había atacado otra avispa. O la misma, porque según la diablilla: “Era la misma, porque se llamaba Julia”. Que digo yo que si la has preguntado el nombre y todo, haberla dicho que no te pique, no? En flin.

Días después, el padre de las diablillas, es decir, quien escribe, tuvo también una experiencia religiosa. Volviendo en moto de trabajar, por la autopista, noté un pinchazo o similar en un costado. Después en la parte baja de la espalda e instantes más tarde, en el centro de la espalda, por la parte de arriba. La jodía se cebó. Lo único bueno es que a medida que iba picando, me hacía menos daño. No, si el que no se consuela es porque no quiere.

Y para rematar, ayer, en la piscina, estábamos comiendo y empezaron a venir unas cuantas como locas. A unirse para ver si compartíamos nuestros platos con ellas. ¿Pero qué tipo de bicho, después de darle unos sustos, espantarlo siete veces y matar a uno de sus compañeros sigue insistiendo? (y no, no vale responder con “un cuñado”) Al final nos “echaron” del merendero, cuando estuvieron a punto de meterse en la boca de la diablilla menor. Porque llegué a tiempo y la espanté, pero estuvimos a punto de tener un buen susto. Luego, en las toallas volvieron a incordiarnos.

De verdad, son muy pesadas.

Así que he estado mirando por ahí y creo que cuando vuelva por ahí, voy a llevar esto:

Es sencillo: cortar un trozo de arriba, ponerlo al revés y meter dentro algo dulzón (refresco, azúcar,…) con agua. Las avispas entran atraídas por el olor, pero no pueden salir.

Por cierto, nuevo palabro para el diccionario diablilla-español:

fispa: Insecto himenóptero, de un centímetro a centímetro y medio de largo, de color amarillo con fajas negras, y el cual tiene en la extremidad posterior del cuerpo un aguijón con que pica, introduciendo una sustancia tóxica que causa escozor e inflamación. Vive en sociedad y, con sus compañeras, fabrica panales.

Anuncios
Categorías:eto qué eh? Etiquetas: , ,