Archivo

Posts Tagged ‘informática’

El ordenador no me entiende

05/05/2010 3 comentarios

No me extraña. Creo que nadie en este mundo lograría desentrañar los misterios que se esconden detrás de esos kilos de laca y esa estopa a la que tan condescendientemente llamas pelo.

A la incapacidad de interactuar con cualquier objeto electrónico y/o tecnológico (la ciencia que se esconde detrás del mecanismo de apertura y cierre de un libro ya es indistinguible de la magia para ella), refiriéndome a tecnológico con todo lo que ha ideado el hombre desde el invento de la rueda hasta ahora, se suma la amabilidad de trato y la calma y el sosiego con que realiza todas las peticiones.

– No funciona nada, no se puede trabajar así.

– Eh, esto. Hola. Buenos días. Yo también me alegro de oirte.

– Pues yo no. Esto no funciona.

– Ya te lo he dicho otras veces, si quieres que funcione mejor, ladea la cabeza para que las dos neuronas se encuentren más fácilmente.

– ¿Pero qué me dices?

– Nada, que qué es lo que no funciona.

– Pues nada.

– Hombre, algo funcionará, no? De hecho estamos hablando, luego los teléfonos funcionan.

– Que no, que me refiero al ordenador. Que no funciona nada de nada.

– ¿Seguro? ¿Y cómo has encontrado mi número?

– Pues buscando en el listín.

– Vale, así que por lo menos una parte del ordenador sí funciona, no? A ver si conseguimos acotarlo más. ¿Qué es lo que crees que no funciona?

– No es que lo crea. Es que no funciona. Es la aplicación para gestionar la documentación del departamento.

– Ah, sí, la aplicación TRT (Tratamiento de Residuos Tóxicos: la mayoría de las cosas que guardan, si las leyese una persona sana… más le valdría tener el testamento y un buen seguro de vida)

– No sé cómo se llama, el caso es que no funciona.

– Hombre, pues después de unos 10 años haciendole todo tipo de putadas, podías llamarla por el nombre, no? En fin. Qué no funciona?.

– Pues que está mal hecho. Se pierde toda la información que meto.

– ¿Cómo que se pierde? ¿Al guardarla luego no está?

– No, es que no puedo ni guardarla.

– ¿Y qué es lo que haces, más o menos?

– Por teléfono no se puede explicar. Si vienes te lo cuento.

– Vale, cuando pueda voy.

Como tenía buen día y así me daba una vuelta, me acerqué al de un rato. Lo sé, soy un santo. Porque seguro que sí les dejaba hacer cosas, cuando el resto de usuarios del departamento podían meter todas sus tonterías su documentos importantes y ella también de vez en cuando. Pero bueno, así me aireaba.

– A ver, dime

– Mira, meto los datos,…, y me los pierde

-(No me lo puedo creer) Ya, mira. Cuando estás metiendo los datos… ¿por qué cambias luego de página?

– Porque no me sé toda la información de memoria, y tengo que irla buscando.

– Ya. ¿Y no te has fijado que cuando vas a ir a otra te sale una ventanita en la que te avisa que no has guardado y que vas a perder lo que has puesto?

– Sí, pero como luego le doy para atrás, me lo tendría que coger.

– Hombre, nos gusta despistar, pero ¿no crees que si la información se pudiese recuperar, no pondríamos ese mensaje?

– No sé. Yo de ordenadores no sé.

– No hace falta que lo jures.

– El caso es que la aplicación no debería dejarme ir si no va a perder los datos.

– Pero es que ya te avisa. Más no podemos hacer.

– Pues entonces es que funciona mal.

Es imposible no ya razonar, si no mantener una conversación medianamente coherente. Por suerte, queda el recurso de siempre.

– Vale. Lo único que para solucionarlo nos va a llevar algo de tiempo, así que para planificarnos y demás, por favor envía la petición explicada claramente por correo a mí y a mi jefe.

– Vale, yo os lo mando.

Después de las risas que se echó mi jefe entre el correo y mi explicación lo borró directamente, sin contestar. Y la usauria no ha vuelto a decir nada del tema. De otras muchas cosas sí, pero de eso nada.

Anuncios
Categorías:informática Etiquetas: , ,

Usaurio vs Realidad

19/04/2010 Deja un comentario

Hay algunos usaurios que se empeñan en tener siempre razón. Lo malo no es eso (o al menos no lo peor), lo que me suele sacar de quicio es cuando quieren tener razón discutiendo contra… la realidad.

Como solía decir (“má o meno”) un antiguo compañero hablando sobre algún usaurio: “Puedes ser muy cabezón, pero la realidad lo es aún más.”

Y es que de vez en cuando suele venir esta frase a mi cabeza, especialmente cuando trato con alguno en concreto. Como en el siguiente caso.

– Una sugerencia: ¿en el listado este puedes sacar más información?

– Si claro. Hemos puesto lo que pensábamos que era la información más importante, pero como todavía estamos en pruebas, nos decís los datos que necesitáis y los ponemos.

– Ah, vale. Pues queríamos que saliese parecido a esto

Nos enseña una hoja de excel.

– ¿Todo eso? Es bastante información. Y si pincháis en cada línea, ya os la muestra en otra pantalla.

– No, no. Necesitamos que salga todo eso.

– Vale, cuando esté, os avisamos.

Metemos todas las columnas que querían. Hay que decir que en algunas el contenido ocupa varias líneas. El problema es que al querer mostrar un listado (por pantalla) de unas 20 columnas, algunas de ellas con textos de bastantes palabras, el listado se hacía muy grande, y había que mover la pantalla en horizontal, a parte  del lógico scroll vertical. Se lo enseñamos.

– No, no, no. Las columnas se pierden por la derecha. Queremos que salga todo en una pantalla.

– Ya, pero es que hemos puesto muchas columnas, así que por narices se tiene que ir para la derecha.

– No, tiene que caber en una pantalla.

– Si quieres te lo ajusto a una pantalla, pero entonces va a quedar una chapuza, porque como hay textos tan largos, casi sólo va a caber una línea por pantalla.

– No, en una pantalla tienen que caber tantas líneas como sea posible.

– Claro, pero si estrechamos la columna y hay que poner el mismo texto que ahora, va a crecer en altura. Y con los textos que hay, va a crecer mucho.

– Pues no sé, pero no queremos tener que mover la pantalla horizontalmente, que parece que se acaba ahí y la gente va a pensar que no hay más datos.

– Pero es que NO se puede. No hay manera de, con la cantidad de datos que queréis, mostrarlo todo en una pantalla.

– Pues no queremos desplazamiento horizontal.

– Mira, voy a hacer un cambio para que no haya scroll horizontal, y te lo enseño, vale?

– ¿Así que sí que se puede?

– Espera un rato y te lo enseño.

Cambiamos el listado y dejamos la tabla con la anchura de la pantalla. Entonces las celdas de la tabla se descabalan y como algunas tienen mucho contenido, cada fila ocupa media pantalla. Se lo enseñamos.

– Nonononono. Esto no se puede quedar así. Si sólo aparecen 2 filas en la pantalla.

– Ya, es lo que te decía, que si quieres que no haya scroll horizontal, las filas van a crecer mucho en altura, y va a pasar esto.

– Pues así no se puede quedar. Pero no tiene que haber scroll horizontal.

– Vale, hacemos una cosa. Lo dejo como estaba al principio y en una hoja de excel me das el formato EXACTO de cómo lo quieres. Eso sí, controla que quepa en una página de ancho. Cuando lo tengas, me lo enseñas y te lo pongo igual, ¿vale?

– Sí, lo preparo y te lo mando en un momento.

¿Lo habéis recibido vosotros? Pues eso,  que al final el listado está como estaba al principio. Y creo que así se va a quedar.

Usaurio reindecente

13/04/2010 Deja un comentario

Si es que esto es un sinvivir.

Cuando crees que ya estás más tranquilo, que tienes las cosas un poco encarriladas y que puedes confiar en ciertos usaurios porque ya les has entrenado un poco para que hagan SU trabajo (empiezas con el SIT, la patita,… y luego con el BUSCA BUSCA), llegan un día, te enganchan tu buen rollito y te lo extirpan, lo tiran al suelo, lo pisotean y por si acaso te quedaba alguna duda, le echan una meadita, para rematar.

Sacando un listado:

– sólo salen estas líneas en el listado?
– sí, es que sólo tenemos unos datos de prueba, y es para ver si la estructura está bien.
– ya, pero sólo salen estas líneas en el listado?
– que sí, pero que con los datos que tenemos sólo tenemos esas líneas.
– ya, pero sólo salen estas líneas en el listado?
– que sí (contente, no hagas tonterías) pero es que son datos de prueba para ver el formato
… pasa un rato en el que creo que el usaurio por fin ha entendido el problema. El rato es de 1 minuto.
– sólo salen estas líneas en el listado?
– sí (¿alguien ha dicho deja vu nueva ventana?), pero es que en los datos de prueba sólo tenemos estos.
– ya, pero sólo salen estas líneas en el listado?
– sí. (¿qué cujone tengo que hacer? ¿un power point de los de coco?) Es que en los datos de prueba es lo único que hay. Sólo tenemos esas líneas, pero de sobra para mirar el formato.
– ya, pero sólo salen estas líneas en el listado?
– que sí (la duda no es si matarlo o no, si no cómo hacerlo) que es todo lo que hay en pruebas, que no tenemos más.
… pasan otros 2 minutos. Pero ya no me confío, sé que en cualquier momento puede volver a la carga para despojarme de mis últimos resquicios de cordura. Efectivamente así es.
– sólo salen estas líneas en el listado?
– socoooooorroooooooooooooooo

Categorías:informática Etiquetas: , ,

Infromástico CC

25/03/2010 Deja un comentario

Sí, hoy voy a hablar de un infromástico.

Y de uno en concreto al que debemos muchas horas de facturación.Si hubiese tenido dos neuronas (lo normal en los hombres) nos habría necesitado la mitad de las veces, pero es mucho más cómodo y requiere menos desgaste físico levantar el teléfono y pulsar 2 teclas (si el aparatejo no hubiese tenido memoria y cada vez hubiese necesitado marcar los 9 números, no nos habría llamado tanto).

Para ver el percal, aquí van dos ejemplos

Suena el teléfono y coge él. (Generalmente nos pedía que cogiésemos, total, lo íbamos a acabar resolviendo nosotros)

– ¿Sí?…. ¿ajá?…. Ya, el problema es que el modelo de pc es raro, y el componente lo tienen que traer desde no sé dónde, y me han dicho que por lo menos, un par de meses más…. Sí, no puedo hacer más, les he intentado poner las pilas, pero nada, no pueden hacer nada…. Ya, que no puedes hacer nada…. Si se adelanta ya te avisaré… Adiós.

La llamada la verdad que me extrañó un poco. Bueno, la llamada no, las contestaciones. Más que nada porque los pcs los habíamos montado nosotros, y eran todos de una marca muy conocida de 3 letras parecido a HAL. Y la mayoría de los componentes nos los pedían a nosotros, y si no el mismo día, al día siguiente lo tenían. Así que, le pregunté a qué venía eso. La respuesta fue:

– No, si lo que necesita es una tarjeta de red, y la tengo aquí desde hace un mes, pero es que me da pereza instalársela. Y total, para el trabajo que hace, que le pida de vez en cuando el ordenador a un compañero.

Sin palabras.

La otra anécdota es también “curiosa”. Me acerco a un departamento por un problemilla, y me quedo extrañado al verles a todos medio hacinados en una parte del espacio que tenían, dejando el resto libre. Les pregunto a ver por qué están así y me contestan que porque el informático les ha dicho que los cables de red sólo se fabrican de 1m de longitud, así que como las tomas de red están en esa zona, no les queda más remedio que juntarse.

Sin decirles nada, por si acaso y para no tener problemas con el infromástico, termino lo que tenía que hacer y vuelvo al cubículo informático. Le pregunto a ver de qué va eso y me contesta:

– Ya, pero es que son unos pesados, porque quieren poner las mesas en un lado, luego cuando se cansen las querrán cambiar, y siempre están molestando con lo mismo.

– Sí, pero es que con darles ahora los cables más largos, allá ellos, no? Que se las apañen como puedan si quieren cambiar la ubicación de las mesas. Además, si se enteran por otro lado de que los cables pueden ser más largos, igual te dicen algo, no?

– Pues que me digan. Les contestaré que lo traigan ellos. Y es que el problema es que si les haces caso, luego piden más cosas.

Éste es el responsable de informática.

Vamos, que lo de infromástico CC no es porque tuviese este coche, si no porque tenía los cojones cuadrados.

Categorías:informática Etiquetas: , ,

Usaurio Park

19/03/2010 Deja un comentario

Después de las entradas anteriores sobre los usaurios, vamos a seguir asomándonos a este mundo tan fascinante.

Y aquí va un milagro.

Recibimos una llamada de un cliente. Les hemos instalado unos ordenadores nuevos y hay uno que no funciona. Nos extraña porque aunque somos un poco gañanes, solemos probarlos. Más que nada para no tener que volver, que da pereza. Les intentamos sonsacar información por teléfono, pero es como hablar con un gato muerto.

– ¿Desde cuándo no funciona?

– Pues no sé… una semana creo.

– Entonces ha estado funcionando, porque los instalamos hace más de dos.

– Sí, al principio bien, pero ahora no funciona.

– ¿Y qué le pasa?

– Que no funciona.

– Ya, ¿pero hace algo? ¿Arranca y se apaga? ¿No llega a arrancar? ¿Pita? (alguno nos dio problemas por la memoria, y pitaban al pulsar el botón de encendido)

– No, no funciona.

– No ¿qué? ¿No arranca?

– No funciona.

– Vale, vamos para allí.

Lo dicho, como hablar con una pared de ladrillo (con las pladur sí que se puede hablar, sobre todo si hay alguien al otro lado). Así que nos preparamos para lo que nos podíamos encontrar: PC quemado, discos duros muertos, memorias que se hubiesen salido, ordenador regado con café mañanero,… Que además tampoco estaba mal salir de la oficina un rato a respirar aire medianamente puro.

Llegamos.

– Hola, ¿qué PC es el que no funciona?

– El que está apagado.

(Para qué preguntaré)

Me acerco, le enciendo y la luz del PC se enciende. Pulso el botón del monitor y nada. Miro por detrás, y el cable de la pantalla está enchufada a… ¿os lo imagináis? Sí, a NADA.

– ¿Habéis desenchufado la pantalla por algo?

– Nosotros no hemos tocado nada de nada, ¿eh?

– No, si sólo pregunto, no estoy acusando de nada (de momento)

– Nosotros llegamos un día, y como al pulsar el botón del ordenador no se encendía, lo dejamos y no hemos tocado nada. Llamamos al informático de aquí, pero no hemos tocado nada.

Enchufo la pantalla, y como todos imaginábamos, se enciende todo perfectamente.

– ¿Así que habéis estado una semana sin usar este ordenador porque estaba la pantalla desenchufada?

– Pero es que nosotros no somos informáticos. Y  M ha tenido que estar una semana sin poder trabajar.

– ¿Cómo que una persona ha estado sin trabajar porque ni vosotros ni vuestro infromástico ha visto el cable desenchufado?

– Pero es que nosotros no somos informáticos.

Nos fuimos de allí alucinados. Siempre me sorprenderé de la capacidad de los usaurios para sorprenderme.

Y el milagro (por si os lo estáis preguntando) es que esas personas sigan vivas, a su edad, con la de peligros que acechan en la vida:

– hay que acordarse de respirar, comer, beber, des-comer y des-beber,

– en una casa hay un montón de cuchillos, y ninguno suele tener instrucciones

– el cruzar una carretera es un lío: que si los códigos de barras esos en el suelo, que si las luces de colorines,…

Esta aplicación no funciona…

15/03/2010 Deja un comentario

Como a mí me gustaría en cada momento.

O traducido: Vaya mielda de aplicación que no es capaz de adivinar lo que yo quiero que haga.

Volvemos con T, el usaurio al que le temblaba la pantalla. Y para poner en situación, algunas explicaciones:

En el cliente instalamos una aplicación que se encargaba de registrar las peticiones que entraban por el Departamento de “Admisión de Peticiones”, luego se distribuían al Departamento que tenía que realizar algo con ellas, daba los saltos que hiciese falta, y por último llegaba a un estado final, informando a quien debiese. Había ocasiones en los que el propio departamento de admisión era el encargado de resolverlas.

Un día nos llama un usuario, diciéndonos que ha recibido una petición que no le corresponde, y que en el historial hay cosas raras. Lo miramos y efectivamente hay “cosas raras” y todas relacionadas con T.

Hablamos con T por teléfono, a ver si había algo raro y por supuesto que lo había, que nada funcionaba, y que por favor, fuésemos a su puesto lo más rápido posible.

Nos sonó raro que no funcionase nada porque el problema con el “Expediente X” había sucedido hacía unos días, y después habían pasado otros por las manos de T, sin mayor problema. Así que nos acercamos a su puesto, con la guardia en alto, esperando encontrarnos cualquier cosa. Y así fue:

– A ver, que esta aplicación no funciona, que no hace lo que tiene que hacer.
– ¿Lo dices por el expediente X?
– Por ese y por todos los demás, que esto no funciona.
– Ya pero el resto han ido bien, ¿no?
– No sé.
– ¿Pero has podido rellenar los campos y mandarlos al departamento que tocaba?
– Sí, eso sí.
– ¿Entonces qué es lo que no ha funcionado?
Ya que eso es TODO lo que tienes que hacer, rellenar los campos y mandarlo al departamento correspondiente.
– Pues nada.
– A ver, explícamelo.
– Pues con ese expediente en concreto, que no sabía que había que hacer, así que le dí a todos los botones.
– Vamos, que como no sabías a qué departamento tenía que ir el expediente, diste a todos los botones, ¿no?
– Claro.
– Pero cómo que claro. Si no sabes, preguntas a algún compañero.
– No. Si hay algo que no debo hacer, la aplicación debería avisarme.
Sí, y también la aplicación debería avisarte de respirar, comer y levantarte por las mañanas, no?
– Ya, pero es que la aplicación no es tan inteligente (como tú), y no puede adivinar lo que hay que hacer.
– Pero si no debo hacer algo, que no me deje.
– ¿Y cómo quieres que la aplicación sepa que no te tiene que dejar, si le indicas que el departamento encargado de resolver el expediente es el tuyo?
– No sé, pero que lo sepa.
– A ver. ¿Como no sabías qué hacer con ese expediente, has puesto que tú eras el responsable de responderle, le has anulado, retomado, finalizado, vuelto a retomar, añadido sugerencias y finalmente enviado a otro departamento a ver si ellos te lo resolvían?
– No sé, yo he dado a todos los botones.
– Vale, entonces ya sé la solución.
– ¿Y cuál es?
– Quitarte acceso a la aplicación.- y cortarte las manos, y asegurarme de que no tengas descendencia.

Porque es algo que no me explico: por un lado, para arreglar el gravísimo problema del meneíto de la pantalla no puede hacer nada porque no es informático, pero para descojonar la aplicación (y por supuesto echarnos las culpas a nosotros) parece un jodío hacker.

Categorías:informática Etiquetas: , ,

Usaurios y demás fauna

08/03/2010 Deja un comentario

Esta entrada es una especie de diccionario para poder entender mejor algunos de los palabros que utilizaré en el resto de entradas. Y las entradas sobre esta categoría son una especie de homenaje (algunos lo llamarán plagio. Qué poca visión comercial) al blog de Mundo Wardog. Eso sí, como yo tengo la misma imaginación que una ameba aplastada por una piedra, la mayoría son casos reales casi al 100%. Más o menos. Algunos los tendré que suavizar para que no haya suicidios en masa al leer estas entradas.

(Qué iluso, suicidios en masa, como si esto lo fuera a leer alguien a parte del que escribe!!!)

Usaurio: (no, no está mal escrito) Típico usuario que empezó a hacer sus primeros informes en tablillas de barro con anotaciones cuneiformes. Empezaron a renegar de los avances de la tecnología cuando tuvieron que adaptarse a los papiros. Ni que decir tiene que usar una máquina para hacer cosas “de toda la vida” les parece inútil. Necesitan tener un manual de uso sumamente detallado hasta del funcionamiento de los altavoces. Por otro lado, suelen ser expertos en la generación de instrumentos aniquiladores de neuronas: Power Points con letras que parpadean, colores de carta de ajuste, fotos de todos sus nietos y un buen surtido de melodías de ascensor. De todas formas, se han dado casos de gente relativamente joven que entra dentro de este grupo.

Usaurio Avanzado: Usuario que cumple las características del grupo anterior, pero con la mala suerte que cree que sabe lo que está haciendo. Son más peligrosos, porque puedes encontrarte que han enchufado el cable de la impresora al monitor (y lo han conseguido!!!) o porque siguiendo los consejos de un amigo suyo experto en “esto de los pecés” han conseguido formatear 3 veces su ordenador, eliminando antes la copia de seguridad almacenada en el servidor.

Inflemático: Persona dedicada a soportar a usaurios (darles soporte y aguantarlos). Es un requisito indispensable que sepa contener los impulsos homicidas, o que al menos tenga la capacidad de reconducirlos hasta un blog. Aunque sinceramente pienso que la productividad de muchas empresas mejoraría si nos dejasen hacer una “selección natural”.

Infromástico: Usuario al que, por obra y gracias del FSM, han subido de categoría de usaurio o usaurio avanzado a Informático porque cuando se preguntó en la empresa si alguien sabía algo de ordenadores se le ocurrió decir que alguna vez había abierto el word. Desde entonces es el encargado de la informática en la empresa. Gracias a ellos tenemos tanto trabajo.

Categorías:informática Etiquetas: ,