Inicio > [me]nerva > Antirrobos en los comercios

Antirrobos en los comercios

De la (olvidada) serie de “cosas que me ponen de mala gaita”, hoy toca hablar de las maravillosas alarmas antirrobo en los comercios.

Entiendo que se deben proteger e alguna forma contra los hurtos. Pero lo de algunas es exagerado.

Por un lado, tenemos a las tiendas de ropa que plantan la placa esa en cualquier lado, agujereando las prendas de vestir. En muchas ocasiones la marca dejada por la alarma se va con el primer lavado, pero en otros, y dependiendo del material, parece que ha habido una invasión de termitas o polillas. Por no hablar de aquellos que están colocados en sitios “estratégicos” y no puedes, o bien abrocharte lo que sea, o subir una cremallera, o ver cómo te quedaría realmente, lo que hace que en muchos casos, desistas de comprarla o tengas que devolverla más adelante.

Y por otro lado está lo que ha motivado que escriba este post: los antirrobos que consisten en una pegatina con un circuito para hacer saltar la alarma. El problema es cuando esa pegatina se adhiere directamente al propio producto (algunos tienen un plástico protector a modo de precinto: en ese caso, perfecto) y al intentar despegarla, o bien nos llevamos parte del producto en sí o se quedan pegotes de pegamento por todo el exterior.

Ayer, al comprar en una gran superficie de la que no diré el nombre (más que nada porque no sé si Carrefour se escribe así), adquirimos una barra de cacao labial. Pues bien, tenía una pegatina antirrobo casi más grande que la propia barra. Al intentar quitarla (en casa, no para hurtarla), no había manera de que se despegase. Se partió en mil trocitos, y cuando por fin logramos quitarla casi toda, ha dejado todo el plástico pegajoso. Tanto es así que después de estar un buen rato frotando con algodón y alcohol, se sujetaba cual spiderman a cualquier superficie. Lo malo es que también cualquier “objeto” se sujetaba a él, y en breve acabó lleno de pelusas.

Solución, comprar en sitios donde no se alarmen los objetos.

P.D.: Sí, sé que es una tontería, pero jodó, me fastidia que pongan pegatinas de esas directamente sobre el artículo, estropeándolo. ¿No os ha pasado nunca que al intentar quitar un precio para un regalo habéis hecho una estropicio y luego habéis tenido que dejar el precio y tacharlo? Pues eso.

Anuncios
Categorías:[me]nerva
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: