Inicio > hijos, TV-Cine > EL Mago de Oz

EL Mago de Oz

Como dije por aquí, ésta es la “nueva” película a la que se han enganchado. Y sinceramente no lo entiendo.

Bueno, lo de la mayor sí, porque en el colegio la llevaron a ver la obra de teatro y luego me dijo que quería ver la película, así que la conseguí y le gusta verla, pero lo de la diablilla menor, ni idea.

No sé si será por imitar a su hermana mayor, referencia para todas sus acciones (bueno, todas no, sólo las travesuras) o que realmente la ha gustado, pero es que me parece muy extraño. Primero, porque aunque el color es un poco… saturado, no son dibujos y hasta ahora, cuando ponía una película con actores, no aguantaban ni medio minuto.

Segundo, porque la bruja, los monos con alas, el mago de Oz,… asustan un poco. Y los enanillos ni os cuento, con esos peinados y esas caras de mala leche. Se asusta muchas veces de cosas por la tele que ha visto chorrocientas veces y luego con esta película, que a ratos es oscura y algunos personajes dan un poco de miedo, nada. Y tercero, porque hasta que la conseguí en español la veían en ingles, sin subtítulos ni nada (que no las iban a servir mucho ya que no saben leer, pero bueno).

A pesar de todo eso, a todas horas hay que poner a toty (Dorothy para los amigos), y en especial la canción bibó (“Follow the yellow brick road”). En cuanto la protagonista empieza a caminar por las baldosas amarillas y los habitantes de Pequeñilandia le dicen que siga el camino, las dos diablillas se bajan del sofá y empiezan a bailar por la sala, intentando emular los saltitos de Judy Garland.

Así que ya sabéis, si queréis/necesitáis tener un rato entretenidos a unos peques, no penséis en cosas lógicas como dejarles juguetes de su edad o poner dibujos animados, no. Probar lo que menos os imaginéis y seguro que acertáis. De hecho una amiga me comentó que a ella le suele dar resultado alguna película de cine mudo de Charlot. Vamos, que si alguien tenía alguna esperanza de saber cómo funciona el cerebro de un niño… que se dedique a otra cosa.

Y ahora un par de detalles sobre la película.

Primero, las traducciones de los nombres. ¿Por qué algunos los traducen y otros no? ¿Y por qué las traducciones son tan… penosas? Es decir, a Dorothy la llaman Dorita, que puede pasar y además para el doblaje es parecido. Pero en cambio a Zecke le cambian por Leoncio (pasable, ya que luego hace de león) y a Hickory por Achicoria (¿comorl?). Por favor, traductores, si me presentaís un documento de alguien que se llame Achicoria, imprimo esta página a color y me la como. Pero luego, en cambio, a Hunk no le traducen. Aunque visto lo visto, si llegan a españolizar el nombre igual le llamaban “Masa“.

Segundo, la historia. Vale que (spoiler) todo sea un sueño, pero hay cosas un tanto raras. Como por ejemplo la forma de derrotar a la malvada bruja del oeste. Con agua. Echándola un poco de agua por encima. ¿Es que en Oz no llueve nunca? (fin spoiler)

Pero la verdad, a pesar de las traducciones y demás, y aunque la hayamos visto ya cerca de 100 veces (no entera, pero a trozos), no está del todo mal. La prefiero a otras más modernas. Y ver cómo las dos enanillas se ponen a bailar la intentando cantar la letra en inglés (que además la mayoría de canciones son trabalenguas) no tiene precio.

Anuncios
Categorías:hijos, TV-Cine Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: