Inicio > hijos > Ajedrez express

Ajedrez express

Ayer por la tarde tuvimos un rato de relación “padre-hija”. La diablilla menor tuvo que irse al médico y me quedé con la mayor en casa. Estuvimos jugando a muchas cosas, y de repente, enredando por los armarios encontró una caja con fichas para jugar a las damas, al ajedrez y al parchís. Obviamente, me pidió que la enseñase a jugar, y me puse a preparar todo para una partida de parchís.

Hay que tener en cuenta que no tiene ni 4 años, así que lo de los número y contar es un poco complicado todavía. Pero lo del parchís le debió parecer una pijada, porque en cuanto vio las piezas, muy monas ellas de colorines pero pequeñas y planas y las comparó con las del ajedrez con sus formas y demás decidió que prefería intentarlo con el “juego de mayores”. La dije que es difícil, y que si quería mejor jugábamos a las damas, pero claro, éstas reunían lo peor de los dos anteriores: fichas sosas como las del parchis y de colores aburridos como las del ajedrez, así que me dispuse, emulando a Felipe en las tiras de Mafalda, a enseñarla lo básico de ese juego. La expliqué que era un juego difícil, y una vez colocadas las piezas en sus posiciones en el tablero, intenté comenzar con los movimientos básicos.

– Mira, los peones (ya le había contado los nombres de las piezas) sólo se pueden mover así. La torre así. El caballo… (jodó, si no sabe lo que es una L) es un poco especial.

No sabía por dónde seguir. Por suerte ella me ayudó.

– ¿Y qué hay que hacer al mover las piezas?

– Pues hay que conseguir comer al Rey del contrincante.

– ¿Y qué es un… cron… contan… crontrincrane?

– Es el otro jugador. Tienes que intentar comer al Rey del otro jugador. Si lo haces, ganas la partida. Pero es difícil, porque el otro jugador también intentará comer el tuyo, así que hay que pensar mucho,…

Entonces coge su Reina (creo que sin pensarlo, pero no estoy seguro, igual me quería mandar un mensaje), la acerca a mi Rey y dice:

–  Ñam Ñam. Te he comido. He ganado. Es fácil. ¿jugamos a otra cosa?

¿Se les habrá ocurrido esta salida a Karpov, Kasparov, Fischer o algún otro? Que la de “Peón 4 Rey” está muy vista!!! Y eso de estar varias horas (o días) para terminar en tablas es frustrante.

Por cierto, creo que la voy a apuntar al próximo “combate” contra Deep Blue. O mejor contra Deep Thought, que creo que su mejor partida es en 42 movimientos.

Anuncios
Categorías:hijos Etiquetas: ,
  1. 23/03/2011 en 14:30

    Creo que mi pequeño empollón tenia 4 años cuando le enseñamos las damas y el ajedrez.

    Como el tablero y las fichas parecían muy …no sé como lo diría… poco adequado para un niño, cuando cumplió 6 le compramos el de Imaginarium, nos vino con un CD de regalo para el PC que resulta bastante interesante, pues trabaja las distintas piezas por separado con diferentes juegos y no es tan pesado como hacer siempre una partida completa, que a mi me aburre bastante, me cuesta concentrar… y no quiero perder, claro.

    Me gustaba uno que tenia para la DS, pero hace tanto que ya no es mia…

  2. 24/03/2011 en 10:46

    Yo de momento estoy empezando con las cartas… a ver si la hago una buena jugadora de póker y nos vamos todos a las vegas 😉

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: