AGIP

Un logo que siempre me ha llamado la atención (consiguiendo así lo que se pretende con los logotipos) es el de Agipnueva ventana. Me gustan los seres mitológicos, creo que a causa de leerme de pequeño varias veces el gran gran gran libro “El paquete parlantenueva ventana” de Gerald Durrellnueva ventana, después de que en un libro de la asignatura de lenguaje de no me acuerdo el año, saliera un extracto. Me gustó, les pedía a mis padres que me lo compraran, lo buscamos, buscamos, buscamos, lo encontramos y me lo leí varias veces.

El caso es que siempre me había preguntado la idea detrás de la cual una empresa de hidrocarburos pone a un grifonueva ventana (o lo que yo pensaba que era un grifo) expulsando fuego como imagen corporativa. En principio es una figura amenazadora, y mezclar fuego con gasolina, como que no sé si es muy buena idea para ganarte la confianza de los consumidores. Pero leyendo un poco por ahínueva ventana, he visto el origen.

Como tenían que buscar un logo para Supercortemaggiore y Agipgas, en lugar de contratar una empresa de marketing y diseño organizaron un concurso para elegir la imagen corporativa dotado con un  premio de 10 millones de liras (menos de 6000 euros y seguro que menos de lo que cobraría una empresa, jejeje).

Eso sí, la cosa se les fue un poco de las manos, y recibieron más de 4000 dibujos. El jurado se tuvo que reunir 14 veces para llegar a una conclusión. Al final fue elegido el animal este de 6 patas. Aunque hay dudas sobre la autoría original del dibujo. Fue enviado por una persona, pero parece ser que ésta fue sólo la que dio los retoques finales.  Surgieron rumores acerca de que si podía haber sido creado por un artista muy conocido que no quería dar el nombre. Rumores, rumoresnueva ventana. Al final, después de la muerte del creador se conoció que había sido Luigi Broggininueva ventana, un escultor muy importante en aquella época.

Aperte de la historia acerca del autor del logotipo, hay otro par de leyendas:

– La primera es que en el boceto original la cabeza del “bicho” miraba al frente, y el fuego lo lanzaba también hacia delante. Esto les pareció un tanto agresivo y le hicieron mirar para atrás.

– La segunda es que realmente este dibujo fue el que quedó segundo, pero como al cherif Enrico Matteinueva ventana no lo gustaba mucho el que había quedado en primer lugar (una refinería con llamas saliendo de las chimeneas) eligió éste.

Por cierto, el nombre de AGIP es el acrónimo de Azienda Generale Italiana Petrolinueva ventana.

Anuncios
Categorías:De dónde viene, Varios Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: