Inicio > hijos > Siempre pensando en lo único

Siempre pensando en lo único

Pero no, no me refiero a “lo único” para un adulto, no.

Me refiero a lo único para nuestra diablilla mayor:  el chocolate.

Situación de ayer, después de que la diablilla menor se tome el biberón de la cena. Obviamente la que habla es la mayor. Y con lengua de trapo.

– mu bien, chiquitina. Has tomado todo.

– Pedazo biberón, como una campeona. Todo todo.

– Así te lo tomas todo y luego no te duele la tripita. Que no tienes “hammme”.

– Si te lo tomas ota vez así, te damos de pemio chocolate.

– que nooooo, que chocolate no puedes comer, que luego te duele la tipita

– que como te duele la tipita, me como yo el chocolate, vale?

– mamápapá, quiero chocolate.

Sí, es una conversación que se traen las diablillas. Aunque realmente es un monólogo. Pero como participan dos, aunque una de ellas sólo se ríe no será un monólogo. Si son dos, será un biólogo, no?

El enlace de razonamientos para llegar a conseguir chocolate a veces sorprende.

Y sí, la llamada de la última línea es nueva: cuando quiere algo, y cualquiera de los dos se lo podemos dar, en lugar de un amachu o papacho, nos llama mamápapá. Es más, cuando la contestamos nos sigue llamando mamapapá, sea el que sea el que contesta.

Anuncios
Categorías:hijos Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: