Inicio > eto qué eh? > Cafeteras

Cafeteras

Después de intentar lavar mi conciencia, ahora una pequeña explicación sobre por qué llegué a este tipo de cafetera.

Antes tenía una tipo bar, de esas con cacito. El problema era que no podía usarla como realmente se debe, es decir, quitando el cacito y pegando en un cajón para vaciarlo, porque ponía todo perdido y el borde del cajón quedaba mellado.

Bueno, realmente el problema era que decidió pasar a mejor vida, y al poner el café, tenías que echar más o menos el doble de agua de lo que querías. Esto no sería más que un inconveniente si no fuese porque el agua que no te echaba en la taza decidía expulsarlo por la parte trasera, y como todavía no queríamos cambiar la decoración de la cocina por un estuco,  empecé a mirar posibles sustitutas, y esto es lo que ví:

Cafeteras tipo barnueva ventana (café expreso): me gustaban, eso sí, después de la experiencia de la anterior, me echaba un poco para atrás aunque son bastante buenas, y puedes elegir bien la cantidad de café que quieres, la fuerza, y suelen hacer el café rápido. Las hay baratitas, y seguro que dan mejor resultado que la mía, que estoy convencido que ha sido mala suerte (o culpa mía)

Cafeteras expreso automáticasnueva ventana: Las he probado, y están bien. Echas el café en grano por un lado, agua por otro, y te sale un cafelito muy rico por otro. En estas la fuerza y la cantidad de café se regulan un poco peor, ya que es la máquina la que decide (aunque puedes indicar la cantidad que quieres), aunque son más limpias. Eso sí, estas las rechazé por dos razones: el precio, que suele ser algo elevado y el espacio, que suelen ser un tocho considerable.

Cafeteras de filtronueva ventana (o goteo): Estas no me convencen. No sé si es manía personal, pero no me llegan a gustar. Generalmente el café es más suave (o aguado, según se mire)

Cafetera italiananueva ventana: Hacen un café muy bueno, pero son un poco engorrosas, entre que echas el agua, el café, la pones al fuego, esperas un rato, y luego a fregar… vamos que para las mañanas me parecía un poco pesado. Eso sí, con estas también controlas muy bien la fuerza y la cantidad de café que quieres. De hecho tengo una de estas en casa. Por ahí perdida, para cuando las diablillas empiecen a estudiar y tenga que prepararlas tazones de café cargado, jejeje

Cafeteras de cápsulasnueva ventana: Dependiendo del modelo hacen buen café, rápido y limpio. Algunas hasta hacen té, chocolate,… Eso sí, en estas es imposible (o bastante complicado) controlar la cantidad de café, o la “potencia”. En teoría hay un grupo de expertos detrás de cada cápsula (les he buscado por todos sitios pero todavía no les he encontrado) que se supone que escogen la cantidad ideal de café, el prensado óptimo y esas cosas para que la degustación del cafelito sea lo más de lo más. Claro, que esas personas no me conocen, y no saben cómo me gusta tomarlo, pero bueno.

Al final, sopesando pros y contras, mirando foros por internet, y como encontramos una oferta muy buena, optamos por la de cápsulas. En el siguiente post las razones para elegir la Nespresso. Por si a alguien le interesa/le puede ayudar.

Anuncios
Categorías:eto qué eh? Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 13/05/2010 en 12:16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: