Inicio > hijos > Les enfants terribles o Vaya embolao

Les enfants terribles o Vaya embolao

Ya sé que hay alguna que otra entrada sobre el tema, pero la mayoría son de extremistas seguidores de cierto método.

Ah, que no he dicho sobre qué hablo: La educación de los hijos.

vs.

Como comentaba, hay dos posturas claramente diferenciadas: seguidores del método Estivill y los seguidores del método González.

Antes de meternos en este jaleo nos habían recomendado el famoso “Duérmete Niño”, de Estivill, pero después de leer alguna parte nos dijimos que ni de coña. Luego (“muy luego”) descubrimos al Dr González, y cómo no, a leer (por cierto, creo que los padres primerizos son el grupo poblacional que más lee con diferencia).

Y llegamos a varias conclusiones que se pueden generalizar en una: ni tanto ni tan calvo.

Y como nadie va a leer esta entrada, puedo decir más o menos lo que me de la gana así que ahí va:  Seguir el método del libro “duérmete niño” sirve para amaestrar a tus hijos.

Sí, como suena. El objetivo principal del libro es tener hijos que no molesten, o al menos que lo hagan bajito.

Eso sí, nunca se lo digas a un “padre Estivill”; puede que acabes esa relación y sin algún miembro de tu cuerpo.

Por otro lado, seguir a González implica una disposición de 24 horas/día, lo que en la mayoría de los casos es imposible con los horarios que tenemos. A parte de que la idea general (o lo que hemos entendido nosotros) es que los niños son bueno, y si lloran, se enfadan, cogen rabietas,… es culpa de los padres. Si les demuestras tu amor y tu cariño día a día, no llegarán a esos extremos. Y una hez!!!!

Pero para una cosa sí que nos ha servido:

Hoy en día, parece que si coges a tu hijo cuando llora, le  llevas en brazos o le metes contigo en la cama eres uno de los peores padres del mundo. Y otra hez!!! Coger a tu hijo en brazos debería ser casi una obligación.

¿De verdad creéis que por abrazar a tu hijo nunca va a dejar que le sueltes?

También tengo que aclarar que cuando hemos leído a González ha sido cuando íbamos a por la segunda, y hemos visto que muchas cosas que hemos hecho con la niña mayor sin que nadie nos “guiase” y simplemente siguiendo nuestro sentido común son las que aconseja este pediatra.

Y es que cuando lees algunos pasajes de Estivill piensas en Guantánamo o cosas de esas. Párrafos en los que te dice cosas como que si tu hijo llora cuando le dejas en la cama no le cojas. Acércate a él, dile que se calme y sin tocarle (ni se te ocurra acercarte lo suficiente para que él pueda tocarte) te vas del cuarto. Y si vomita, se mea en la cama o tose mucho, no te preocupes, los niños son especialistas en ese tipo de estrategias. Lo hacen a propósito.

Obviamente, con el tiempo el niño dejará de llorar, pero no porque se quede a gusto y tranquilo, si no porque ha visto que tiene unos padres que pasan de él.

Anuncios
Categorías:hijos Etiquetas: , , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 15/10/2010 en 08:01

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: