Inicio > Visto por ahí > Loterías varias

Loterías varias

En honor al día de hoy, san Loterito Mártir, la entrada de hoy trata sobre los juegos de azar “institucionales”.
Aquí se habla y se comparan las diferentes probabilidades de que te toque “el gordo” en estos juegos. Y de momento, como no parece que vaya a ser “agraciado”, voy a escribir aquí sobre las probabilidades y la “expectación del premio”.

Lo primero, los sorteos en los que es más fácil (bueno, menos difícil) que te toque el premio gordo son la Lotería de Navidad y la ONCE, que tenemos una posibilidad entre 100 000. Claro, si compramos un boleto. Si nos hacemos con más, pos más como es lógico ;-)

Con los euromillones no es imposible que te toque (si juegas, claro), pero es muy improbable. De los aquí comentados, el más difícil de hacerse con el premio grande.
Luego, la primitiva y la quiniela están entre medio, con la diferencia que la quiniela no es del todo juego de azar, y aquí entran otros factores, pero para lo que nos ocupa, no los tendremos en cuenta, ya que si no consideramos azar puro y pensamos en que juegan equipos “buenos” contra “malos”, las probabilidades no son como en otros juegos, pero si ganan los favoritos, el premio es mucho menor, así que realmente si te quieres llevar un buen pellizco es mejor que no pongas resultados lógicos.

Y hasta aquí, lo medianamente razonable. Resumiendo, que si te quieres llevar el premio grande, o Lotería o la Once. El problema es si pensamos (si se puede usar este verbo con los juegos de azar) en el ratio lo_que_juego / lo_que_puedo_ganar. Entonces el que se lleva la palma son los euromillones, ya que por una apuesta de 2€ nos podemos llevar de media unos 50 millones de euros. Con picos de hasta casi 150. Por contra, con un cupón de la once, que (creo) cuesta también 2€, el premio “normal” (para el que hemos calculado la probabilidad) son 35 000€. La diferencia es considerable. Y es lo que nos hace olvidarnos de pensar un poco y que juguemos.

Además, (para consolarme) suelo hacer este razonamiento: cada semana gasto 2€ en las apuestas. Es decir, 104€ al año (suponiendo que no se me escapa ninguna semana). Si apuesto durante 50 años y nunca me toca nada (ni reintegros, ni premios menores) perdería unos 5000€. Eso sí, como una vez me toque el premio gordo, ganaría unas 10 000 veces ese dinero. Así que no creo que sea un dinero tan mal invertido. Hay vicios peores… pero son más caros ;-)

About these ads
Categorías:Visto por ahí
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 83 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: